Ir a contenido

Podemos pregunta a Zoido si "España es una tiranía" donde no se puede ir de amarillo

Un senador de En Comú obliga al Gobierno a responder por qué prohibió camisetas a favor de la liberación de los presos en la final de la Copa del Rey

P. M.

Inspección en el acceso al partido de final de Copa, este sábado.

Inspección en el acceso al partido de final de Copa, este sábado. / EFE / PABLO AGUILAR (EFE / PABLO AGUILAR)

De forma inédita, en los accesos al estadio Wanda Metropolitano donde el sábado se disputó la Copa del Rey, la policía requisó con ahínco cientos de camisetas, bufandas y banderas de color amarillo, como se difundió como la pólvora por las redes sociales. Ante esta situación, el grupo confederal de Podemos-En Comú Podem-En Marea del Senado ha reaccionado rápidamente y este domingo registró una pregunta dirigida al ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, que obligará al Gobierno a responder por qué impidió a los aficionados al fútbol vestir de color amarillo, que simboliza la petición de libertad para los políticos catalanes encarcelados por el ‘procés’, en una situación completamente inusual.

La pregunta es “irónica” y tiene “un poco de mala baba”, relata su impulsor, el senador de En Comú Podem Oscar Guardingo. Además, está conformada por una doble cuestión: “¿Es España una tiranía donde el Gobierno impone a los ciudadanos los colores admitidos para vestir?”; “¿Existe en el Ministerio del Interior alguna superstición con el color amarillo como sucede en la farándula del teatro”.

Guardingo, en declaraciones a EL PERIÓDICO, explica que su intención era formular la pregunta de forma oral en la próxima sesión de control al Ejecutivo, pero como ya ha caducado el plazo para registrarla, ha optado por una pregunta escrita, que el Ejecutivo debe responder en el plazo de un mes.

La libertad de expresión

En su opinión, la situación a las puertas del estadio donde se disputó la Copa del Rey fue “grotesca” y “viola la libertad de expresión”, de ahí que haya decidido impulsar la iniciativa parlamentaria. A su juicio, el Ministerio del Interior no avisó previamente de que no se podía portar o llevar puesto prendas amarillas porque sería una “orden ilegal” o un "delito de prevaricación”.

Diversas asociaciones, entidades, plataformas y grupos de animación del Barça, en los días previos a la final deportiva, bajo la etiqueta #grocalafinal, unieron sus fuerzas para impulsar una campaña con el fin de que el amarillo se convierta en el color de la final de la Copa en pro de la libertad de los políticos presos. Si bien, la acción de las fuerzas de seguridad se lo impidió.

0 Comentarios
cargando