Ir a contenido

LEVANTADO EL SECRETO DE SUMARIO

La Guardia Civil sospecha que el 1-O también se pagó con subvenciones de JxSí

Los investigadores elevan a 1,9 millones de euros el dinero presuntamente malversado en la organización del polémico referéndum

Sostiene que 17.690 euros fueron pagados por el grupo parlamentario y que este recibe las ayudas previstas

Ángeles Vázquez

Carles Puigdemont, en el acto en el Teatre Nacional de Catalunya para presentar la ley del referéndum, el 4 de julio.

Carles Puigdemont, en el acto en el Teatre Nacional de Catalunya para presentar la ley del referéndum, el 4 de julio. / JULIO CARBÓ

El esperado informe de la Guardia Civil sobre la malversación investigada en la causa abierta en el Tribunal Supremo por el 'procés' no aporta grandes novedades. Eleva la cifra del dinero público supuestamente destinado al referéndum ilegal en 300.000 euros respecto a los 1,6 millones que el juez Pablo Llarena fijó en el auto de procesamiento. 17.690 euros fueron aportados por el grupo parlamentario de Junts pel Sí, que como tal recibe subvenciones, lo que lleva a los agentes a sospechar que esa era la procedencia de la suma con la que alquilaron el Teatro Nacional de Catalunya para el acto del 4 de julio para presentar el referéndum.

Tras tomar declaración a los procesados presos, y en plena polémica con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, cuyo testimonio solicitarán defensas y la acusación que ejerce Vox, el magistrado levantó el secreto de la pieza abierta para ahondar en la financiación del 1-O. 

Lo obtenido lo ha plasmado la Guardia Civil en un informe de 9 páginas y que remite a lo investigado por el Juzgado número 13 de Barcelona. Entre las partidas que incluye figura el contrato con el TNC, firmado por Jordi Turull, como presidente del grupo de JxSí. "La organización del acto fue gestionado y abonado por JxSí, por lo que este grupo parlamentario ha podido emplear dinero procedente de subvenciones públicas para hacer frente al pago de la presentación del referéndum", dice. La Guardia Civil apunta también a la Mesa del Parlament, a la que dan cuenta los grupos parlamentarios.

Los agentes advierten de que aún tienen abiertas otras líneas de investigación por los informes que hizo Carles Viver Pi i Sunyer para preparar el referéndum y el acondicionamiento de un Call Center. La Generalitat lo financió con material informático por valor de 40.227 euros, pero debe determinarse qué cantidad fue realmente al 1-O.

Por 'consellerias'

El documento reproduce las partidas con las que se acreditaba el desvío de 1,6 millones de euros por campañas de publicidad, material electoral y los observadores internacionales contratados por el Diplocat, con ligeras actualizaciones de las partidas.

Casi un millón por las papeletas de Unipost se camufló en partidas de las 'conselleries' de Cultura (196.698 euros), Vicepresidencia (193.889), Salud (192.711), Trabajo (197.492) y Presidencia (198.871). El informe admite que no figuran en el registro contable de facturas y que no constan como abonadas. 

Mediación de Òmnium

A dos campañas de publicidad por el referéndum se destinaron 502.639 euros y, según el informe, el secretario de Difusión y Atención Ciudadana de Presidencia utilizó a Òmnium Cultural como sociedad interpuesta para adquirir carteles del 1-O por 61.879 euros.

La Guardia Civil añade los gastos de alojamiento y traslado de los observadores internacionales por los que se pagaron 119.700 euros a The Hague Center for Strategic Studies. Suma 47.365 por un lado, aunque dice ignorar si se abonaron, y por otro, 25.303 euros. En este apartado el informe incluye distintas cifras en la misma partida.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.