Ir a contenido

PROCESO JUDICIAL

Bélgica aplaza al 16 de mayo la vista de la euroorden de Comín, Serret y Puig

El juez acepta la petición de la fiscalía de Bruselas, a la espera de recibir y analizar nueva información solicitada a España

Silvia Martinez

Meritxell Serret y Toni Comín, este miércoles, a su salida del palacio de justicia de Bruselas.

Meritxell Serret y Toni Comín, este miércoles, a su salida del palacio de justicia de Bruselas. / JAMES ARTHUR GEKIERE (AFP)

La justicia belga no tiene prisa y se lo toma con calma. El Tribunal de Primera Instancia de Bruselas encargado de examinar la euroorden emitida por el juez del Tribunal SupremoPablo Llarena, contra Toni Comín, Meritxell Serret y Lluís Puig ha decidido este miércoles aplazar la vista al próximo 16 de mayo a petición de la fiscalía, que ha pedido más tiempo a la justicia española antes de decidir de qué delitos se les acusa, según ha informado el abogado de la defensa Paul Bekaert y ha confirmado la Fiscalía.

"El asunto ha sido aplazado al 16 de mayo. La fiscalía no ha formulado todavía la acusación así que solo se ha aplazado porque el fiscal ha pedido informaciones suplementarias a España y la defensa quiere tiempo para prepararse", ha explicado Bekaert a las puertas del Palacio de Justicia tras una breve audiencia que se ha prolongado pocos minutos. "Por el momento, la fiscalía no ha solicitado nada ni ha habido acusación. No ha habido alegato", ha precisado el abogado flamenco del equipo que defiende a los políticos catalanes en relación a una comparecencia que ha estado presidida por el mismo juez examinó la euroorden anterior retirada por la Audiencia nacional a comienzos de diciembre. "No ha habido discusión. La fiscalía no puede discutir sobre el asunto sin información adicional", han corroborado fuentes de la fiscalía de Bruselas.

La defensa desconoce por el momento qué tipo de información adicional necesita la fiscalía para decidir sobre los delitos de los que acusarán a las tres exconsellers pero es la segunda vez que solicita más datos. Durante el procedimiento anterior ya reclamó explicaciones sobre la situación en las cárceles españolas.En la euroorden en marcha el Supremo reclama la entrega a España de Comín por rebelión, malversación y desobediencia y por estos dos últimos delitos a Serret y Puig.

"Somos más optimistas"

El representante de la defensa se ha mostrado optimista ante el nuevo procedimiento. "La última vez éramos optimistas. Ahora lo somos más. Sobre todo porque ha habido elecciones y es algo importante", ha indicado Bekaert sobre las elecciones catalanas del pasado 21 de diciembre que, a su juicio, han alterado la situación. "Quiere decir que hemos confirmado que el ministro y los parlamentarios han sido elegidos, que tienen estatuto de electos pero no son tratados como tal. España mete en prisión a gente que ha sido electa legalmente. Tras el referéndum las elecciones confirmaron que hay electos que son legales y que en España se mete en prisión a electos parlamentarios", ha explicado.

El equipo de defensores también sigue muy de cerca lo que ocurre en Alemania con Carles Puigdemont, cuya decisión asegura Bekaert "no se espera para mañana" y podría dilatarse en el tiempo. De momento, no obstante, están satisfechos con la decisión del tribunal de Schleswig-Holstein de rechazar el delito de rebelión. "La decisión alemana ya es parcialmente positiva para nosotros, el hecho de que no se haya aceptado la rebelión como motivo de extradición".

El proceso, aseguran, podría dilatarse en el caso de Bélgica tres y cuatro meses todavía si se agotan todas las instancias. El único de los políticos catalanes en pronunciarse este miércoles a las puertas del Tribunal ha sido Toni Comín. Ha asegurado que están "muy tranquilos". En su opinión el hecho de que la Fiscalía belga haya solicitado más información es normal y ha recordado que es lo mismo que ocurrió cuando se tramitó la primera euroorden. 

0 Comentarios
cargando