Ir a contenido

Costa desmiente a Camps y ratifica en el Congreso la financiación ilegal del PP valenciano

"Está bien que de vez en cuando un político asuma responsabilidades y se arrepienta", señala el exsecretario general conservador

El arrepentido 'Yonki del dinero' se niega a declarar en la comisión de la Cámara baja que investiga la presunta caja b

Patricia Martín

El exsecretario general del PP valenciano Ricardo Costa, en su comparecencia en la comisión de investigación sobre la presunta financiación irregular de los conservadores en el Congreso. 

El exsecretario general del PP valenciano Ricardo Costa, en su comparecencia en la comisión de investigación sobre la presunta financiación irregular de los conservadores en el Congreso.  / JOSÉ LUIS ROCA

Francisco Camps compareció hace un poco más de un mes en el Congreso y negó tajantemente haber estado al frente de un entramado de financiación irregular durante sus años como presidente del PP valenciano. Pese a que Ricardo Costa, su exnúmero dos en la formación conservadora, confesó en enero, en el juicio de la rama valenciana de la ‘Gürtel’, que su fuerza política, a nivel regional, recibía habitualmente dinero negro procedente de empresarios adjudicatarios de concursos públicos, el expresidente valenciano -que no está encausado- lo negó todo y acusó a Costa -a quien el fiscal pide casi ocho años de prisión- de cambiar de versión como estrategia de defensa. Si bien, el aludido ratificó este miércoles punto por punto su declaración en la Cámara baja y aprovechó su comparecencia en la comisión de investigación de la presunta caja B del PP para dejar una reflexión en el aire, estos días de presiones sobre Cristina Cifuentes para que dimita: “Esta bien que de vez en cuando un político asuma responsabilidades y se arrepienta”.

Pese a ello, Costa subrayó que su intención no es “dar ejemplo” ni recibir “grandes aplausos”, y de hecho el exsecretario general popular apenas fue más allá de lo que declaró en sede judicial, hasta el punto de que el portavoz del PSOE, Artemi Rayo, le acusó de acudir al Congreso con “ánimo de aportar poca luz”.

Costa relató que en 2005 tuvo conocimiento de que el PP valenciano se financiaba irregularmente y que se lo comunicó a Luis Bárcenas, quien le dijo que estas prácticas estaban “prohibidas” en la fuerza conservadora. A partir de ahí, no precisó si la dirección nacional hizo algún movimiento para impedirlo. “Si se envió a alguien del partido para que no se trabajara con Orange Market (intermediaria entre los empresarios y el PP), a mí no fue y es obvio que no se hizo caso”, añadió en una de las pocas frases esclarecedoras más allá de lo que precisó en la Audiencia Nacional.

Las diferencias con otras sesiones

Pese a sus exiguas explicaciones, su comparecencia distó considerablemente de las protagonizadas por los dirigentes y exdirigentes del PP que hasta ahora han desfilado por la Cámara baja, como CifuentesEsperanza Aguirre o Ignacio González, quienes negaron conocer cualquier práctica corrupta en el PP.

Por contra, a continuación compareció el arrepentido Marcos Benavent, apodado el 'Yonki del dinero', quien dejó a los diputados con las ganas de conocer más datos sobre la operación Taula contra el PP en València, que se fundamentó en buena parte gracias a sus grabaciones, porque se negó a declarar. 

0 Comentarios
cargando