LA INVESTIDURA CATALANA

JxCat descarta proponer un recambio inmediato para Sànchez

Cambio de estrategia para aprovechar el eco internacional del conflicto

Si Llarena veta al exlíder de la ANC, "el lunes no habrá nuevo candidato"

El hemiciclo del Parlament con dos lazos amarillos. / VÍDEO: ATLAS / FOTO: FERRAN SENDRA

2
Se lee en minutos
Daniel G. Sastre

El balón de oxígeno que la justicia alemana ha proporcionado al independentismo al dejar en libertad bajo fianza a Carles Puigdemont ha provocado cambios en la estrategia de Junts per Catalunya con respecto a la investidura. La formación no tiene ahora prisa por proponer un candidato "efectivo" a 'president': si fracasa la investidura de Jordi Sànchez, descarta buscar un recambio de forma inmediata. El plan es minar la credibilidad internacional de España y, a la vez, no descartar la celebración de nuevas elecciones.

Dentro de la lista que Puigdemont encabezó en las elecciones de diciembre conviven varias sensibilidades. La que representa Josep Costa, vicepresidente del Parlament, es una de las menos reacias a la repetición de los comicios. A pesar de que valora la mayoría absoluta del independentismo el 21-D, esta corriente cree que, con el enfoque apropiado, las candidaturas que propugnan la separación de Catalunya podrían ampliar su ventaja.

Costa ha dicho este miércoles que no quiere elecciones, pero que, después de que la justicia alemana haya descartado que Puigdemont incurriera en un delito de rebelión, tampoco le dan miedo. "Si nos fuerzan, estamos convencidos de que los independentistas volverán a ganar", ha afirmado en una entrevista en La Xarxa.

Por ahora, el dirigente de JxCat se inclina por hacer "una gran reflexión" si el juez Pablo Llarena no permite la investidura de Sànchez, que está programada para este viernes pero que muy pocos diputados piensan que pueda llevarse finalmente a cabo. "Si nos siguen enviando a gente a la cárcel tal vez no podrá haber Govern", ha afirmado Costa. El plazo para unas nuevas elecciones ha empezado a correr: los independentistas tienen hasta el 22 de mayo para investir a un nuevo 'president' antes de que se termine. 

Noticias relacionadas

Fuentes de JxCat añaden que el recambio no será inmediato. "Si no puede ser Sànchez, el lunes no se designará a otro candidato", aseguran. Además, niegan que exista un acuerdo con ERC para desbloquear la legislatura por la vía de que Puigdemont proponga a la mayor brevedad un aspirante viable. "Ese pacto nunca ha existido", afirman. Costa, por ejemplo, ha rechazado que el nombramiento de un nuevo candidato se convierta en un "automatismo", después de que hayan fracasado por ahora tres intentos de investidura.

Mientras tanto, la formación piensa seguir haciendo proselitismo en Europa. Estimulados por la decisión sobre Puigdemont, los posconvergentes buscan la "fórmula para que esta nueva ola de represión se gire contra el Estado". En opinión de Costa, España "no respeta las leyes ni los derechos humanos", y eso provocará que los independentistas emprendan "más litigios" en el ámbito internacional, buscando un "efecto bola de nieve".