Ir a contenido

LAS REACCIONES A LA OPERACIÓN POLICIAL

El PSC rechaza que se aplique a los CDR la ley antiterrorista

Solo Cs y PP aplauden la acusación de terrorismo a la activista independentista detenida

JXCat, ERC y la CUP presentarán una moción conjunta en el Parlament contra la represión del Estado

Xabi Barrena

La diputada del PSC, Eva Granados, durante la rueda de prensa.

La diputada del PSC, Eva Granados, durante la rueda de prensa. / ANDREU DALMAU (EFE)

La detención por presunto delito de terrorismo de una activista de los Comité de Defensa de la República (CDR) ha introducido una cuña en el bloque de los partidos que dieron su apoyo a la aplicación del artículo 155 de la Constitución, Ciudadanos, PSC y PP. Han sido los socialistas quienes, de manera suave, han señalado que no ven "motivos para aplicar una legislación antiterrorista, hay que ser muy cuidadoso con este tipo penal".

La portavoz socialista en el Parlament, Eva Granados, ha defendido que hay actuaciones de los CDR que son "condenables políticamente y, posiblemente, penalmente", pero ha señalado que no hay motivos para juzgarlas en base a la legislación antiterrorista.

Y no solo con el presunto delito de terrorismo. En opinión de Granados,tampoco existe en las protestas de los comités republicanos el delito de rebelión: “El PSC no ve rebelión en todo este proceso", ha sentenciado la portavoz.

El líder de los ‘comuns’, Xavier Domènech, también ha criticado la tipificación penal aplicada a la detenida. Para Domènech levantar barreras de una autopista "nunca puede ser terrorismo o rebelión”. El coordinador de Catalunya en Comú-Podem ha aseverado que "se está aplicando un derecho penal de excepcionalidad que nada tiene que ver con la normalidad democrática”.

La portavoz de Podemos en el Congreso, Irene Montero,por su parte, ha pedido que no se banalice “el terrorismo" y ha defendido la necesidad de proteger el derecho a la protesta, recogido en la Constitución.

Respuesta unitaria

Evidentemente los tres partidos independentistas, Junts per Catalunya, ERC y la CUP, han arremetido en tromba contra lo que consideran una nueva “muestra de represión del Estado”. En una rueda de prensa conjunta, han advertido que esa "represión refleja que la democracia española está enferma", ya que "solo un Estado autoritario puede equipar las protestas pacíficas y democráticas con la rebelión y el terrorismo".

Francesc Dalmases (JxCat), Ruben Wagensberg (ERC) y Natàlia Sànchez (CUP) han anunciado que presentarán en el próximo pleno ordinario del Parlament una propuesta de resolución para "condenar la represión y vulneración de los derechos básicos que se produce en el Estado español".

Solo Ciudadanos y el PP se mostraron satisfechos con la actuación policial y judicial. El líder ‘naranja’, Albert Rivera, ha aplaudido la operación policial y ha descrito a los CDR como "comandos separatistas que se dedican a cortar carreteras, a amenazar y a señalar a los demócratas en Catalunya"."Eso es intolerable” ha sentenciado para añadir que "esto ya lo hemos vivido en España”, en implícita referencia a la amenaza terrorista de ETA.

También los populares han vuelto a la comparación con la ‘kale borroka’ que ellos mismos lanzaran la semana pasado, acaso como aviso de lo que vendría. Su portavoz parlamentario, Rafael Hernando, ha señalado que le parecía bien que “que el estado de derecho esté respondiendo contra personas que "pretenden violentar la ley" y que se les aplique "las normas de la 'kale borroka'", dado que están "amenazando" y utilizando sus mismos métodos.

0 Comentarios
cargando