Ir a contenido

Un vecino confunde a dos policías nacionales con asaltantes a la casa del juez Llarena de Sant Cugat

Los Mossos, activados por una llamada, han acudido al domicilio y se han encontrado con dos agentes de paisano en tareas de vigilancia

Guillem Sànchez

El juez Pablo Llarena, este lunes, en el acto de entrega de despachos a los nuevos jueces en Barcelona.

El juez Pablo Llarena, este lunes, en el acto de entrega de despachos a los nuevos jueces en Barcelona. / ALBERT BERTRAN

La llamada de un vecino de Sant Cugat del Vallès este lunes por la mañana ha provocado un enredo entre los Mossos d’Esquadra y el Cuerpo Nacional de Policía (CNP) frente a la casa del juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena. Al vecino le ha inquietado la presencia de dos desconocidos frente al domicilio del magistrado y, temeroso de que pudieran estar tratando de asaltarla, ha llamado al 112 para dar la voz de alarma subrayando que el dueño era Llarena. 

La propietaria del inmueble es en realidad la mujer del juez y se trata de una casa que frecuentan aunque no es su residencia habitual. La llamada del vecino ha activado varias patrullas de los Mossos. Existía la posibilidad de que pudieran ser ladrones que ignoraran a quién estaban a punto de robar. Pero preocupaba mucho más la posibilidad de que pudiera tratarse de una acción de protesta contra el encarcelamiento de los políticos catalanes -Llarena es el juez que mantiene la pena de prisión preventiva para el exvicepresidente Oriol Junqueras, cinco 'exconsellers' y el expresidente de la Assemblea Nacional de Catalunya (ANC), Jordi Sànchez, y el líder de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart-. Los Mossos han llegado cuando los dos sospechosos todavía no se habían marchado y han podido sorprenderlos junto a la entrada del piso de Llarena. Pero había más sorpresas.

Policías de paisano

Los policías catalanes han instado a los dos hombres a identificarse y estos han resultado ser dos agentes de paisano del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) que estaban realizando discretamente tareas de protección y vigilancia del domicilio del juez. Algo que los Mossos desconocían. La policía catalana mantiene activado desde la semana pasada el dispositivo 'Minerva', un operativo que se ha desplegado, dada la situación política actual que se vive en Catalunya, para contener posibles ataques contra sedes de partidos políticos e instituciones judiciales, entre otros objetivos. 

El juez Llarena, que este lunes se había desplazado a Barcelona para asistir a la entrega de despachos a los nuevos jueces a cargo del Rey, un acto en el que también ha participado su esposa, Gema Espinosa, en tanto que directora de la Escuela Judicial, fue a finales de marzo objetivo de varias pintadas de la organización independentista Arran. Miembros de este grupo afín a la CUP escribieron "Llarena fascista" en una calle de Das, en la Cerdanya, frente a lo que inicialmente se pensaba que era la casa del magistrado en esta localidad. Sin embargo, después resultó ser que su domicilio estaba en otra zona, aunque el Consejo General del Poder Judicial consideró igualmente que los hechos constituían un acto de coacción al juez.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.