Ir a contenido

LAS ELECCIONES DEL 2019

El 'caso Cifuentes' precipita el nombramiento de Errejón

Podemos adelantará las primarias en Madrid para oficializar su candidatura

Queda en el aire si Carmena avanza también la consulta en el Ayuntamiento

Iolanda Mármol

Inigo Errejón, en la sede de Podemos, en Madrid.

Inigo Errejón, en la sede de Podemos, en Madrid. / AGUSTÍN CATALÁN

Podemos acelera el ritmo para disputar la contienda electoral del 2019, en la que sabe que se juega ser la alternativa progresista o la irrelevancia. En esa pugna, la batalla principal se dará en Madrid, Comunidad y Ayuntamiento. Aunque el candidato in pectore a competir contra Cristina Cifuentes, Íñigo Errejónpreparaba una campaña "a fuego lento", el fulgurante deterioro del Gobierno regional por la polémica de su máster obliga a los morados a acelerar. La dirección podemista anunció este lunes que adelantará al máximo posible la convocatoria de las primarias para proclamar a Errejón oficialmente candidato.

La cúpula morada admite la urgencia. La fecha no está todavía definida y podría preconfigurarse en la reunión que la dirección del partido en Madrid mantendrá el próximo miércoles. El que fuera número dos de Podemos no pertenece a esa dirección, pero ha sido invitado para que pueda valorar de primera mano la situación.

"En Madrid hay una crisis grave de gobierno y de credibilidad. Si se precipitasen los acontecimientos estaremos a la altura", señaló.

Las incógnitas

Con Cifuentes en la cuerda floja, Podemos quiere no solo investir de oficialidad a Errejón sino, sobre todo, que arranque los motores de su campaña electoral para que Podemos recupere el ‘punch’ perdido en el último año y medio. El estratega fue el director de todas las contiendas electorales hasta su purga en febrero del 2017, y el cerebro de las grandes gestas podemistas (como la remontada del 20-D).

Está por ver cuánta autonomía tendrá en su propia campaña, cuánta familia errejonista permite el pablismo que quepa en las listas electorales, y si impone su discurso o se ve sometido al corsé narrativo de la cúpula estatal. El pasado fin de semana, en la jornadas para preparar las elecciones, la conferencia de Errejón despertó cierto malestar en el oficialismo.

También está por ver si el adelanto de primarias se circunscribe al candidato o se avanzan también las elecciones a una nueva dirección en la Comunidad. Al frente de ella está desde noviembre del 2016 el pablista Ramón Espinar, a quien Iglesias apoyó con toda la caballería (y la complicidad de los anticapitalistas) para imponerse a la errejonista Rita Maestre.

Y la última incógnita. Quizá la más relevante. Falta por saber si la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, está dispuesta a sincronizar sus primarias con las de Errejón. Ella no confirma en público que vaya a repetir, pero Podemos trabaja con esa idea: la del ticket Carmena-Errejón como pasaporte para la victoria progresista en el 2019.

El acuerdo y las incógnitas

La designación informal de Errejón como candidato a la Comunidad de Madrid se fraguó al calor de Vistalegre 2, en febrero del 2017. El secretario general, Pablo Iglesias, se avino a ofrecerle ese cargo como salida tras haber perdido en su desafío frente a él -a pesar del rechazo frontal y la indignación que este acuerdo despertó entre sus colaboradores más cercanos-.  Más de un año después el pacto ha sufrido enormes tensiones por la purga del equipo errejonista y algunas variaciones impuestas desde la dirección, pero se mantiene. 

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.