Ir a contenido

EL CATALÁN EN LAS AULAS

El Gobierno renuncia a la 'casilla lingüística' en la preinscripción escolar

El decreto de Ensenyament no incluye cambios significativos respecto a los cursos anteriores

El PPC propone reformar la ley de educación para hacer vehicular el castellano en Primaria

El Periódico

Una de las aulas de la guardería municipal El Petit Princep de Manresa.

Una de las aulas de la guardería municipal El Petit Princep de Manresa. / JOSEP GARCÍA

El 'Diari Oficial de la Generalitat' (DOGC) publica este miércoles la resolución que regula el proceso de preinscripción escolar para el curso 2018-2019 y, contrariamente a lo que anunció el Ministerio de Educación, no incluye ningún cambio significativo respecto a los cursos anteriores. Eso significa que el Gobierno central ha renunciado a imponer una 'casilla lingüística' en la que se pregunte a las familias si quieren escolarizar a sus hijos en catalán o en castellano.

El Ministerio de Educación, que en virtud del artículo 155 dirige la Conselleria de Ensenyament, anunció hace semanas su intención de introducir "cambios" en la hoja de preinscripción para "garantizar" que el castellano fuese también lengua vehicular en las escuelas catalanas, aunque el ministro Iñigo Méndez de Vigo admitió poco después que su departamento no sabía cómo hacerlo. Fuentes del ministerio citadas por Europa Press alegaron que el Ejecutivo central "no puede cambiar el modelo lingüístico de Catalunya ni de ninguna comunidad autónoma a través del artículo 155 de la Constitución".

Resolución del PPC

De ahí que el PPC haya registrado este miércoles una propuesta de resolución en el Parlament para modificar la ley de educación de Catalunya e incluir la 'casilla lingüística', aunque solo para quienes cursen 1º de Primaria, el curso en que los niños aprenden a leer y escribir. No obstante, el documento de los populares deja abierta la posibilidad de escoger la lengua vehicular en todo el periodo de Primaria.

De hecho, la ley de educación de Catalunya del 2009, recurrida por el PP ante el Tribunal Constitucional, establece que "el catalán es la lengua vehicular y de aprendizaje" y contempla la opción de solicitar "atención individualizada" a los alumnos cuya "lengua habitual sea el castellano".

El Tribunal Superior de Justícia de Catalunya dictaminó en el 2014 que el porcentaje mínimo de castellano como lengua vehicular en esta comunidad autónoma es del 25%, que equivale a una asignatura troncal distinta a Lengua Castellana. Esta cifra también fue avalada por el Tribunal Supremo en una sentencia en mayo del 2015 y, como consecuencia de la misma, varias familias recurrieron a la vía judicial para que algunos centros impartieran al menos el 25% de las clases en castellano.

Revés judicial al Gobierno

Además, la sentencia del Tribunal Constitucional que anuló los artículos de la ley de educación (LOMCE) que obligaban a la Generalitat a pagar la escolarización en centros privados de los alumnos que reclamasen el castellano como lengua vehicular supuso un importante revés para el Ejecutivo del PP.

El plazo de presentación de solicitudes previsto para el segundo ciclo de educación infantil, primaria y secundaria obligatoria será del 13 al 24 de abril. Fuentes de Ensenyament han explicado que en la hoja de preinscripción, como se viene haciendo desde hace algunos años, se seguirá preguntando a los padres de los niños que se escolarizan por primera vez cuál es su lengua materna, y a los alumnos que lo necesiten se les seguirán aplicando los programas de adaptación lingüística que contempla la ley.

0 Comentarios
cargando