Ir a contenido

La Mesa del Parlament aprueba la delegación de voto de Puigdemont

"No necesitamos tener un 'president' una tarde", dice el republicano Aragonès

El Periódico

Roger Torrent y Josep Costa durante la reunión de la Mesa del Parlament.

Roger Torrent y Josep Costa durante la reunión de la Mesa del Parlament. / RAFA GARRIDO (ACN)

La Mesa del Parlament ha aprobado la delegación de voto de Carles Puigdemont. Una decisión que ha salido adelante que los votos de Junts per Catalunya y ERC. A la misma hora que esta decisión se tomaba y que la fiscalía alemana pedía tramitar la extradición a España del 'president' cesado por delitos de rebelión y malversación, Pere Aragonès, nuevo adjunto a la presidencia de ERC, ha puesto en cuestión que la candidatura de Carles Puigdemont a una investidura pueda ser viable, planteando que quizás se tiene que explorar una alternativa efectiva. "No necesitamos tener un 'president' una tarde, necesitamos tener un gobierno que permita recuperar todos los espacios de poder democrático. Y lo necesitamos con la máxima celeridad posible", ha sentenciado. 

El PP y el PSC ya han anunciado que presentarán una petición de reconsideración de la aprobación hecha por la Mesa. Para la portavoz socialista en la Cámara, Eva Granados, la delegación de voto para el ‘expresident’ es "precipitada" porque hasta ahora "se habían respetado" en esta legislatura "los dictámenes de los letrados". Además, "según el quinto punto del auto del TC, cualquier práctica que sea contraria a la imposibilidad de delegar el voto para quien pese una orden de búsqueda y captura será automáticamente nula". Es decir, que si llega a producirse tal voto, en el pleno por ejemplo del próximo jueves, no podrá ser contabilizado. Albiol lo ha tildado de "patada a la democracia" y ha considerado que "no parece razonable ni serio que autorice a un prófugo de la justicia a votar".

Pese a haber aceptado la delegación de voto de Puigdemont, en ERC siguen sin ver con buenos ojos una eventual investidura del 'expresident'. "Sin las trabas que pone el Estado interpreto que con Carles Puigdemont y con Jordi Sánchez se podría formar Govern. Pero ahora el Estado lo impide y la cuestión es si nos quedamos aquí o cogemos otra vía", ha advertido Aragonès. La prioridad, para los republicanos, es poner fin de una vez por todas al 155. "Mejor afrontar el futuro teniendo un Govern que teniendo al señor Zoido haciendo de responsable de Interior de la Generalitat".