Ir a contenido

El PSOE multa con 300 euros a Montilla por no votar el 155

La dirección socialista evita imponer la sanción máxima cinco meses después de que el Senado activara la suspensión de la autonomía catalana

Juan Ruiz Sierra

José Montilla, el pasado mes de octubre en su despacho de Barcelona. 

José Montilla, el pasado mes de octubre en su despacho de Barcelona.  / CARLOS MONTANYES

El PSOE ha decidido imponer una sanción a José Montilla y Francesc Antich por ausentarse de la votación en el Senado que activó la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Catalunya, pero de una forma suave. Cuando los expresidentes de Catalunya y Baleares salieron del pleno más importante que ha celebrado la Cámara alta en esta legislatura, a finales de octubre, la cúpula del partido se mostró comprensiva, empezando por Pedro Sánchez, a quien los senadores habían avisado de su decisión, pero al mismo tiempo señaló que no podía dejar de aplicar una multa. Aunque la dirección del grupo socialista en el Senado inició el expediente justo después de producirse la votación, se ha tomado su tiempo para concluir el procedimiento. No por su complejidad, sino para que la sanción no formara también parte del paisaje de las convulsas elecciones catalanas del pasado 21 de diciembre.

La respuesta, avanzada por eldiario.es, ha llegado cinco meses después de que Montilla y Antich, ambos con escaño en el Senado por designación autonómica, rompieran la disciplina. Es de 300 euros. Sobre el papel, sin atender a las circunstancias en las que se produjo el incumplimiento, la cuantía podría haber sido más alta. El reglamento del Grupo Parlamentario Socialista establece una sanción de 400 euros por las ausencias no autorizadas a votaciones en pleno, suma que asciende a 600 euros cuando la votación “requiera mayoría cualificada o tenga singular importancia”.

El PSOE pretende así cumplir con sus leyes internas sin cargar las tintas contra los expresidentes de Catalunya y Baleares, que tuvieron que enfrentarse, según reconocen fuentes de la dirección del partido, a una “decisión muy compleja”. Sobre todo, Montilla.

Los motivos

Durante los días anteriores a la sesión del Senado que aprobó por vez primera en democracia la puesta en marcha del 155, un mecanismo que los socialistas secundaron junto al PP y Ciudadanos, Montilla se mantuvo en silencio sobre lo que pensaba hacer. Solo unos cuantos minutos antes de que se produjera la votación, abandonó con gesto serio el pleno de la Cámara alta y leyó una declaración donde expuso sus motivos para ausentarse, ligados a su condición de ‘expresident’ de la Generalitat.

“Comprendo las razones, al margen de mis severas críticas a su actuación, por las que el Gobierno ha puesto en marcha el 155 –explicó Montilla el pasado 27 de octubre-. Comprendo también las razones por las que el PSOE ha dado un apoyo matizado a la medida (…). Y agradezco la confianza que me ha mostrado el PSC. En este contexto, he decidido que el mejor modo de expresar mi posición es no participando en la votación que se está llevando a cabo en el pleno del Senado. No puedo votar en contra de esta medida, porque como socialista no puedo avalar la actuación irresponsable de aquellos que quieren romper con la legalidad y llevar a Catalunya a un precipicio de incalculables consecuencias económicas, políticas, sociales y culturales (…). No puedo, tampoco, votar afirmativamente, en mi condición de ‘expresident’ de la Generalitat. Creo que mi compromiso con la institución que presidí me obliga a actuar no solo pensando en la formación política a la que pertenezco, sino también en aquellos que, sin ser independentistas, dudan o no comparten la idoneidad del 155”.    

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.