Ir a contenido

EL TABLERO CATALÁN

Torrent pide un frente unitario en defensa de la democracia

El presidente del Parlament sustituye la sesión por un debate entre los grupos

"No es un choque de banderas", dice en una declaración institucional

Daniel G. Sastre

Pleno en el Parlament tras el encarcelamiento de Turull, Rull, Romeva, Bassa y Forcadell. / ELISENDA PONS

Pleno en el Parlament tras el encarcelamiento de Turull, Rull, Romeva, Bassa y Forcadell.
Artur Mas, Núria de Gispert, Torrent, Artadi, Sabrià, Domenech y Riera, en el auditorio del Parlament.

/

El principal acto político del pleno del Parlament ha tenido lugar después de la sesión. El presidente de la Cámara, Roger Torrent, ha reunido a diputados, exdiputados y miembros de la sociedad civil en el auditorio, donde ha leído una declaración institucional que pide que se forme "un frente común en defensa de la democracia y los derechos fundamentales".

La voluntad de torrent era dejar claro que no se trataba de un acto puramente independentista. Por ello, junto a él en la tarima estaba, además de repesentantes de ese ámbito -Artur Mas, Joan Rigol, Ernest Benach, Núria de Gispert, Sergi Sabrià, Elsa Artadi, Carles Riera-, el líder de Catalunya en Comú, Xavier Domènech.

"No es un choque de banderas. Emplazo a todos los demócratas de España y el mundo a que sean solidarios con nosotros. La respuesta, ahora más que nunca, debe ser cívica, pacífica, democrática y masiva. Pongamos la política en el centro", ha leído el presidente del Parlament. Y ha añadido: "Insto a formar un frente unitario en defensa de la democracia. Transversal, en defensa de la pluralidad, para conseguir la libertad de las personas perseguidas. Su encarcelamiento es injusto, innecesario, propio de un régimen antidemocrático".

El auto del juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena ha servido también a Torrent para asegurar que la democracia española está en peligro. "No nos han obligado a suspender una investidura, han suspendido la democracia. Y basta ya. Solo podremos recuperarla desde la firmeza y la unidad de los demócratas", ha dicho.

La segunda sesión del pleno de investidura de Jordi Turull no se ha celebrado. Con el candidato a 'president' en la cárcel, Torrent ha reunido a los grupos 15 minutos antes del pleno y les ha comunicado que en lugar del debate previsto los diferentes partidos intervendrían para expresar su opinión sobre la situación política en Catalunya.

Con todos los diputados ya sentados en el hemiciclo, el presidente del Parlament ha utilizado su turno inicial para anunciar su decisión. "Abro la sesión pero no puedo decir 'bon dia'. Turull debería estar aquí para exponer su plan de Govern, pero los poderes del Estado están impidiendo la expresión de la voluntad de los ciudadanos", ha dicho.

En un discurso que ha indignado tanto a Ciutadans como al PP por su tono "político" -los populares han abandonado incluso la Cámara, tras anunciar que no participarían en el debate-, Torrent ha recordado que tanto Turull como otros diputados están "en la cárcel o exiliados". Y, en consecuencia, "el pleno no se puede celebrar".

Después de explicar el nuevo formato del debate, el presidente del Parlament ha subrayado la "excepcionalidad" de la situación y ha asegurado que la defensa de los diputados ausentes guiará su actuación. "No descansaré hasta que estéis en casa con nosotros", ha afirmado.