Ir a contenido

Arrimadas, a Turull: "Será un capítulo breve en la novela del 'procés'"

La líder de Ciutadans acusa al aspirante de JxCat de ser uno de los "ideólogos" de ataques contra España

Rafa Julve

La líder de Ciudadanos en Catalunya, Inés Arrimadas, en rueda de prensa en el Parlament.

La líder de Ciudadanos en Catalunya, Inés Arrimadas, en rueda de prensa en el Parlament. / Nuria Julia

Si el miércoles Inés Arrimadas ya consideraba una "vergüenza"  la convocatoria exprés de la investidura de Jordi Turull, no iba a bajar el listón este jueves. A primera hora de la mañana Ciutadans reclamaba que se convocara a la Mesa y la Junta de Portavoces del Parlament con el objetivo final de que se suspendiera el pleno de la tarde, pero Roger Torrent hizo oídos sordos de la reclamación. De ello se quejó al empezar la sesión el portavoz naranja, Carlos Carrizosa, quien ya esbozó por donde iría después la líder del partido: a degüello contra un candidato "que no es creíble" y que "en la novela de ficción del 'procés' será un capítulo breve".

Las palabras del aspirante de JxCat, sin grandes aventuras y cargadas de reminiscencias de la era pujoliana, sirvieron a Arrimadas para interpelarle con dureza. "Usted ha sido capaz de decepcionar a todo el mundo con su discurso. No ha venido con la valentía de reconocer la verdad, que no hay república ni Arcadia feliz; ni ha venido a decir nada sobre la independencia ni defenderla", le asestó. Antes ya le había golpeado sin piedad al subrayar que ni si quiera los independentistas quieren realmente a Turull como candidato, y no porque antes hayan preferido a Carles Puigdemont o a Jordi Sànchez, sino porque solo lo han puesto en la casilla de salida para "mantener el lío" con el Estado teniendo en cuenta las perspectivas judiciales que se le avecinan. "Si usted no tuviera este viernes una cita en el juzgado, no estaría aquí. Usted no está aquí para ser presidente y lo sabe", le lanzó. 

Sabedora de por dónde llegaría el contrataque independentista, la jefa de la oposición se esforzó en advertir al candidato de que no aceptaría ni un ápice de victimismo. "No son sus ideas las que le han llevado a esta situación [procesal]. Han sido sus actos de los últimos años [con el referéndum unilateral del 1-O en la cúspide]", afirmó. En la bancada de su grupo había diputados que casi se dislocan el cuello asintiendo. Tanto en ese momento como cuando Arrimadas recriminó a los secesionistas: "Ustedes no están jugando en el terreno democrático en el que los políticos cumplen las leyes".

"No puede formar parte de la solución quien formó parte del problema", prosiguió la dirigente naranja, la más mordaz en los ataques personales al candidato. "Usted ha llamado súbditos a los que no somos independentistas y ahora apela a la concordia con España. Usted, que fue el ideólogo de lemas como 'La España subsidiada vive a costa de la Catalunya productiva".  Y fue en ese momento cuando volvió a exhibir su muestrario de recriminaciones contra el independentismo: la de que el 'procés' ha sido una novela de ficción muy cara, la de que estos años de conflicto no han provocado más que una fuerte fractura social y la fuga de empresas; la de que no hay listas del paro de independentistas y no independentistas... Hasta que sacó la foto de Turull acompañando a Oriol Pujol a declarar en el juzgado por el 'caso ITV' y acabó de rizar el rizo denunciando que mientras los nacionalistas criticaban el supuesto "espolio" de España, el "espolio que sufría Catalunya era el del 3%".

0 Comentarios
cargando