Ir a contenido

MANIFESTACIÓN EN BARCELONA

Societat Civil Catalana exige en la calle que el nuevo Govern se ciña a la legalidad

Cs, PSC y PP se vuelcan de lleno con la marcha y desembarcan a su plana mayor en la capital catalana

Manuel Valls pide que "se salga de las trincheras" e insiste en que "cambiar las fronteras es guerra"

Júlia Regué

Sociedad Civil Catalana llama a recuperar el seny con una gran marcha en Barcelona / FOTO: RICARD CUGAT - VIDEO:ATLAS

No ha podido ser un "fin de semana constitucionalista" como el que auguraban. Societat Civil Catalana (SCC) suspendió este sábado su primera manifestación por las calles de Madrid debido al "mal tiempo", pero ha conseguido exhibir músculo en la capital catalana para que el nuevo Govern no descarrile y se ciña a la "legalidad".

Bajo el lema 'Ara més que mai, seny', la manifestación ha discurrido por las mismas calles en las que la ANC pidió justo una semana antes que los partidos independentistas forjen un Ejecutivo decidido a "activar la república". Del paseo de Colón hasta la avenida del Marquès de l'Argentera, los 7.000 asistentes, según la Guardia Urbana (200.000 según los convocantes), han lucido banderas españolas, 'senyeres' y su ya popular corazón divido entre estas dos insignias y la europea, además de consignas a favor de una encarcelación de Carles Puigdemont.

Valls, el gran orador

CiutadansPP y PSC se han volcado de lleno en la marcha con el desembarco de su plana mayor. El delegado del Gobierno en Catalunya, Enric Millo, la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, el líder de los naranjas, Albert Rivera y el de los socialistas, Miquel Iceta, han flanqueado al gran 'fichaje' para la ocasión, el exprimer ministro francés, Manuel Valls, quien ya aterró en Barcelona para apoyar a los constitucionalistas durante la campaña electoral del 21-D.

Nacido en el barrio de Horta de Barcelona, ha dado por "fracasado" el proyecto independentista y ha zanjado que "cambiar las fronteras de Europa es guerra", algo que "no se puede permitir", por lo que ha llamado a otros dirigentes europeos se sumen para evitar la secesión.

En su discurso ha tirado de épica para blindar una Europa "unida" y ha asegurado que "nadie" aceptará una eventual Catalunya independiente en el marco de la Unión Europea. "No quiero que los catalanes piten lo que representa España en momentos tan difíciles", ha señalado en alusión a la pitada al Rey en la manifestación por los atentados yihadistas del pasado agosto. "Catalanes, salid de las trincheras, hablad y construid futuro", ha enfatizado, ovacionado por los asistentes.

"Sobran insultos, faltan argumentos"

Otra de las estrellas de la convocatoria ha sido la actriz Rosa Maria Sardà. En su puesta en escena ha exigido que los políticos "actúen con la razón y no con la tripa" y ha insistido en que "sobran insultos y faltan argumentos" en las acusaciones cruzadas entre los dos ejecutivos.

Ante la atenta mirada de representantes del Gobierno, ha cargado con dureza contra su gestión del conflicto catalán. "Eficacia es diálogo, hacer política, escuchar y no hablar tanto. Parte de lo que pasa en Catalunya es vuestra culpa. Que dejen de jugar los de aquí y los de allá a ver que partido es más inflexible. Lo están haciendo fatal", ha espetado.

También se ha dejado ver el exfiscal anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo, quien ha exigido a los partidos independentistas el cese de su "constante violación del ordenamiento democrático". Se ha dirigido explícitamente a CDC para decirles que "los catalanes están hartos de ser gobernados por un partido delincuente", y mostrado la sentencia del 'caso Palau' a los ojos de todos congregados. También ha pedido que se deroguen las "leyes de desconexión" que aprobó el Parlament la legislatura pasada y ha propuesto una consulta pactada con el Estado para una reforma constitucional. Eso sí, siempre que los independentistas "renuncien antes a su proyecto".

Los líderes de Ciutadans, PP y PSC, han respondido de forma unánime a la necesidad de que el Govern marque un nuevo rumbo. Iceta ha urgido que se acabe con la "vigencia del 155" mientras que la ministra Montserrat ha sacado pecho de su actuación que, a su parecer, "ha devuelto la concordia y la ley a Catalunya". Rivera, por su parte, les ha exigido que "dejen de pensar en sus propios partidos y que piensen más en España", para modificar una ley electoral que ven "injusta" y que les "impide sacar adelante un nuevo Ejecutivo pese a haber ganado las elecciones".

0 Comentarios
cargando