Ir a contenido

ICONO FESTIVO

Badalona y el demonio de la discordia

Los líderes del PPC, PSC y Cs arremeten contra Guanyem Badalona en Comú por politizar las fiestas

Andrea Madina

Figura ganadora de las Festes de Maig de Badalona.

Figura ganadora de las Festes de Maig de Badalona. / AJUNTAMENT DE BADALONA

Con piel roja y aspecto feroz, el demonio representante de las Festes de Maig de Badalona viste este año un traje de preso, un sombrero con un letrero que reza "1-O" y bufanda amarilla. Se encuentra dentro de una celda. La número 155. De uno de los barrotes cuelga un candado azul con una 'estelada'. La base de la mazmorra es del mismo color y contiene un enorme lazo amarillo dibujado y pancartas, del mismo color, con la palabra "libertad".

La emblemática figura de las fiestas badalonesas, obra del artista Antonio Amador y bautizada como 'El demonio que gritó libertad', ha desatado la polémica en la población por sus evidentes connotaciones políticas. El gobierno del municipio, dirigido por Guanyem Badalona en Comú, defiende que la caricatura de las fiestas recupere el simbolismo satírico y crítico. Jose Antonio Téllez Oliva, teniente de alcalde de la ciudad, argumenta que "tal como explican las bases del concurso" se ha recuperado "el motivo crítico y satírico del demonio".

Una "alegoría"

Téllez ha explicado a EL PERIÓDICO que la figura del demonio es una "alegoría de la actualidad" y que "es tradición" que denuncie una situación social. Y ha destacado que su partido "está de acuerdo con exponer de manera crítica una realidad política actual".

El concejal ha destacado que las opiniones sobre el símbolo de las fiestas de mayo han sido muy diversas. En las redes sociales es donde se han podido leer más críticas negativas pero, aún así, ha asegurado que los ciudadanos de Badalona han aceptado y respetado el diseño de este año debido a que se ha  escogido mediante una votación popular.

Asimismo, Téllez se ha mostrado esperanzado en que los partidos de la oposición (PP, PSC y Cs) no tomen medidas para impedir que el demonio salga a las calles.

Por decisión ciudadana

'El demonio que gritó libertad' es obra del dibujante publicitario Antonio Amador. Es la primera vez que el emblema de las fiestas lo ha escogido la ciudadanía por votación popular a través de la plataforma decidim.badalona.cat. En primer lugar, un jurado integrado diferentes personas del mundo de la cultura, el diseño y la comunicación, en el que también se encontraba Téllez, escogió, el pasado 26 de febrero, a los tres finalistas, de entre las más de 80 presentadas, siguiendo unos criterios de calidad artística, contenido alegórico y capacidad de construcción. 

Tras la selección del jurado los ciudadanos tuvieron la opción de votar. En total participaron 772 personas, de las cuales 331 se decantaron por la propuesta de Amador. Las otras dos obras que se quedaron a las puertas fueron 'El demonio mentiras', que representaba a un periodista al que le crece la nariz por contar falsedades, y 'Justicia endemoniada', que muestra a un juez sobre un caldero en el que se tacha la frase "libertad de expresión". 

El autor ganador ha reconocido que se decantó por la temática política por "la repercusión mediática" y por sus propios "ideales" y con la que ha querido representar lo que para él es "una injusticia".  

Críticas del PPC

Desde el PPC se han mostrado crítico con el diseño de este año. Han acusado al gobierno municipal de utilizar las fiestas con motivos partidistas. Xavier García Albiol ha asegurado a través de sus redes sociales que el demonio de este año "desprecia" a gran parte de los ciudadanos y ha acusado a la alcaldesa, Dolors Sabater, de no tener límite en la "contaminación política" de su acción de gobierno.

Por este motivo, el PP ha anunciado la presentación de una moción para el próximo pleno municipal en la que se exige "dejar de utilizar símbolos que representan a todos los badaloneses para hacer política partidista". Albiol ha subrayado que "los más pequeños tienen el derecho de disfrutar" y es una "irresponsabilidad fuera de cualquier límite" aprovechar las fiestas de la ciudad para "hacer adoctrinamiento".

No es la primera vez que Albiol, exalcalde de la ciudad, se enfrenta al demonio de Badalona. En el 2016 las fiestas de mayo ya estuvieron envuelta en una polémica. El ayuntamiento del municipio  se vio obligado a retirar una fotografía con el rostro de Albiol de una falla con forma de figura humana. La silueta, que iba a ser quemada la Nit de Sant Anastasi, fue colocada por una entidad y el Gobierno de la ciudad confesó ser "ajeno a aquella acción". 

La escultura simulaba una forma humana que llevaba una corbata con los colores de la bandera española y estaba vestida con un traje azul, en cuya solapa aparecía el símbolo falangista del yugo y las flechas, mientras que en el rostro aparecía una fotografía de Albiol, junto a un cartel de "¡Joven, quememos el fascismo!".

Cs arremete contra Guanyarem Badalona en Comú

Juan Miguel López González, regidor en el Ayuntamiento de Badalona de Cs, ha manifestado a EL PERIÓDICO su total desacuerdo con la figura que representa las Festes de Maig de este año: "Se ha utilizado el demonio para crear polémica sin venir a cuento y sin beneficiar a nadie", ha declarado. López ha querido recordar que en las últimas elecciones autonómicas los partidos constitucionalistas obtuvieron 70.000 votos, de los cuales 38.500 fueron de Cs, y los independentistas solo obtuvieron 40.000, sin incluir a los 'comuns'. Por ese motivo ha opinado que desde Guanyem Badalona en Comú "no están representando a una mayoría". 

El regidor ha negado que el demonio sea históricamente una figura reivindicativa. "Solo hay que mirar las imágenes de otros años". Ha aclarado que sí es cierto que en celebraciones anteriores ha representado una problemática social pero "nunca ha sido tan crítica" como la de esta edición.

"Lo más grave es que, en la situación de fractura que estamos, esto no beneficia a nadie", ha añadido López. También ha incidido en el efecto que puede causar la figura de este año sobre los más pequeños de la ciudad: "Cuando los niños vayan con sus escuelas a ver al demonio, los profesores tendrán que explicarles de qué se trata", ha subrayado. 

Para finalizar, ha asegurado que la formación naranja presentará una moción en el pleno del próximo marzo y que este martes Cs ha hecho patente su desacuerdo con la "politización de la fiestas" en la Junta de Portavoces de la Diputación de Barcelona pero también con los elementos como las pancartas colocadas por el Ayuntamiento de "libertad presos políticos" y los lazos amarillos que cuelgan por las calles. 

El PSC tampoco está de acuerdo

El líder del PSC del municipio, Àlex Pastor, ha explicado en un apunte en Twitter que no está de acuerdo con el demonio ganador de este año y atribuye las culpas a Guanyem Badalona en Comú: "El gobierno de Badalona quiere seguir dividiéndonos". 

Pastor ha adjuntado una imagen en el tuit en la que se lee "el cuerpo me pide no ir a la Noche de San Anastasi, pero no voy a permitir que se queden con más símbolos", haciendo referencia al colectivo independentista.

"El demonio de Badalona no representa a la mayoría de vecinos y convertirá nuestra gran noche en la fiesta de unos pocos" ha destacado Pastor en alusión a la figura.

Una tradición reciente

Tras la guerra civil, la ciudad de Badalona sufría una depresión social. En 1940 la Cofradía de San Anastasi junto al historiador Josep Maria Cuyàs Tolosa tomó la iniciativa para revitalizar la cultura de su ciudad creando una nueva tradición. Se inspiraron en un fragmento del diario 'Calaix de Sastre', obra de  Rafael de Amat y de Cortada y Barón de Maldá. En este, unos pescadores hacían arder en la playa una figura ante los ojos de todo el pueblo.

Nueve años después, Miquel Xirgu Subirà asumió el papel de diseñar del demonio y a partir de 1955 tomó el relevo su hijo Miquel Xirgu Rico. Fue él quien introdujo en la figura elementos de denuncia social. En 1997 el demonio se quedó huérfano. Tras la muerte del diseñador, el ayuntamiento tomó la decisión de organizar un concurso popular en el que los ciudadanos presentaban sus bocetos y un jurado diverso elegía el ganador.

Actualmente la fiesta consiste en que, cada 10 de mayo a partir de las 10 de la noche, en la Rambla de Badalona, frente al mar, se hace la 'Crema del dimoni'. Esta práctica consiste en incendiar la figura escogida ese año, junto a cientos de pequeños demonios hechos por los alumnos de las escuelas de la ciudad. La Generalitat declaró la fiesta de interés turístico en 1991.

0 Comentarios
cargando