Ir a contenido

CASO PÚNICA

El fiscal pide archivar la causa contra la senadora del PP Pilar Barreiro

La exalcaldesa de Cartagena fue imputada por contratar trabajos de reputación on line con la trama corrupta

Su renuncia al escaño era una de las condiciones de Cs para apoyar los presupuestos del Gobierno de Rajoy

Ángeles Vázquez

La Senadora del PP Pilar Barreiro llega al Tribunal Supremo donde declara el caso Púnica.

La Senadora del PP Pilar Barreiro llega al Tribunal Supremo donde declara el caso Púnica. / JUAN MANUEL PRATS

La Fiscalía del Tribunal Supremo ha pedido al alto tribunal que sobresea la causa abierta contra la senadora del PP Pilar Barreiro por haber contratado con la trama de corrupción Púnica trabajos de reputación on line. El ministerio público considera no "debidamente justificada la perpetración de los delitos de fraude, falsificación de documento mercantil, prevaricación, malversación de caudales publicos y cohecho que motivaron la formaciónn de la causa".

La decisión del ministerio público, en el caso de ser asumida por el magistrado instructor, Francisco Monterde, puede tener una importante repercusión no solo jurídica, sino también política. Jurídica, porque el criterio de la fiscalía puede extenderse al 'caso Púnica' que se investiga en la Audiencia Nacional, en el que varios exconsejeros madrileños están imputados en la causa también por haber contratado con el experto informático de la trama Alejandro de Pedro trabajos de reputación on line. O al Tribunal Superior de Justicia de Murcia donde se investiga por hechos similares al expresidente murciano Pedro Antonio Sánchez.

Y política, porque Ciudadanos había reclamado que Barreiro renunciara a su escaño para apoyar los presupuestos generales del Estado de cuya aprobación está pendiente el partido de Mariano Rajoy

En cualquier caso, en esta causa también está personado como acusación el Ayuntamiento de Cartagena, localidad de la que Barreiro fue alcaldesa, y lo ha solicitado también la Asociación de Abogados Demócratas por Europa (ADADE), a la que el magistrado ha impuesto una fianza de 6.000 euros para aceptarla. 

Desde la Audiencia

El primer instructor del 'caso Púnica', Eloy Velasco, prácticamente se despidió del Juzgado Central de Instrucción número 6 para incorporarse a la Sala de Apelaciones de la Audiencia Nacional elevando una exposición razonada para que Barreiro fuera investigada por el Supremo por su condición de aforada. En su escrito recordaba que dentro de la causa en la que se investiga el enriquecimiento presuntamente fraudulento del exsecretario general del PP madrileño Francisco Granados se había detectado cómo la trama contrataba con Networking Management para cuidar la reputación on line de los políticos en la red, trabajos que se pagaban con dinero público.

Ahora la fiscalía, que niega que el archivo de lo relativo a Barreiro "tenga por qué trascender respecto a las demás investigaciones" de la Púnica, sostiene que de la causa "en modo alguno queda claro" que los hechos admitidos por los imputados tenga trascendencia penal, al no poderse garantizar "la nota de antijuricidad exigible como punto de partida para su persecución, sino su tipicidad inaplazable para una condena posterior".

En este sentido, dice que que no existe ningún documento que permita confirmar que Barreiro participara en la elaboración de un plan criminal para que los gastos para mejorar su imagen en las redes sociales fueran asumidos por la Consejería de Educación de Murcia a través de un contrato simulado de formación. Añade que, de confirmarse esta hipótesis, el asunto podría haber sido pagado por el PP, tal y como confirmó el presidente regional de este partido Francisco Celdrán. De ahí que no aprecie existencia de delito en la conducta de la senadora y solicite el sobreseimiento de su caso.