Ir a contenido

RETO ELECTORAL 2019

Iglesias llama a votar a sus bases para imponer la marca Podemos

El referéndum asfixia la voz de los líderes territoriales que quieren un nombre distinto

Teresa Rodríguez le pide que no imponga su criterio y negocie con cada autonomía

Iolanda Mármol

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias. 

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias.  / JOSÉ LUIS ROCA

Nuevo puñetazo sobre la mesa de Pablo Iglesias. El secretario general saca otro as de la manga para atar el control del partido. En un momento de debilidad en las encuestas de su formación y de su propio liderazgo frente a unos barones llamados a capitanear el horizonte electoral del 2019, el secretario general convoca a las bases a un referéndum para que apoyen su tesis y sepulten la de los líderes territoriales. A saber: Iglesias quiere concurrir a los comicios europeos, autonómicos y locales con alguna marca que incluya el nombre Podemos. Abandona, eso sí la denominación de su coalición con IU, Unidos Podemos, como adelantó EL PERIÓDICO en enero. Consciente de que los barones trataban de negociar el nombre electoral en cada autonomía, les frenó en seco, sabedor de que esa negociación hubiese implicado poder creciente para ellos ante un liderazgo estatal en declive.

¿Cómo? Con el método que le ha resultado ganador en los últimos dos años. Convoca un referéndum para que los militantes ratifiquen o no su propuesta. Nunca ha perdido una consulta así. Si gana porque las plantea como plebiscito, porque las bases le apoyan ciegamente o por torpeza de quienes defienden otras opciones es algo opinable, como es posible también que todos estos elementos se mezclen. 

En la práctica, la cúpula (Consejo Ciudadano Estatal) -con mayoría pablista- ratificó este sábado preguntar a las bases. "¿Apoyas que Podemos se presente a las próximas elecciones [europeas, municipales, autonómicas] en coalición con las fuerzas políticas aliadas del espacio del cambio y con la palabra Podemos (en los idiomas que corresponda) formando parte del nombre de la candidatura?".

"Podemos es el principal significante de cambio y el nombre de Podemos debe estar visible en todos los procesos electorales",  defendió Iglesias. De poco sirvió la intervención de la secretaria general en Andalucía, Teresa Rodríguez, quien pidió al líder que se avenga a negociar. Tras su petición, el sector pablista planteó convocar los referéndums, propuesta filtrada a la prensa antes de informar a los consejeros presentes en la sala del Círculo de Bellas Artes, en Madrid. 

Con IU

Iglesias defendió que Podemos revalide su coalición con IU. Admitió que en algunos territorios esa suma es "más difícil" pero considera que ambas fuerzas deben concurrir conjuntamente. No quiso revelar qué nombre está negociando con el líder de la federación de izquierdas, Alberto Garzón y tampoco desveló hasta dónde está dispuesto a ceder en la reclamación que éste le hace para visibilizar mejor la marca IU. 

En todo caso, la reunión de la cúpula directiva este sábado confirma que el debate sobre el nombre que ha de llevar la papeleta electoral en el 2019 se abrió hace meses, en una tensión entre el pablismo, los líderes en los territorios e IU. Las negociaciones han sido desmentidas en varias ocasiones por la dirección estatal, que ha negado la mayor y ha rechazado siquiera que el asunto estuviera sobre la mesa.

El encuentro del Consejo Ciudadano Estatal y la estrategia de Iglesias confirman, ahora, no solo que el debate estaba abierto, sino la inquietud en el círculo más próximo al líder porque los candidatos en las próximas elecciones proyectasen una larga sombra sobre la figura del secretario general. 

0 Comentarios
cargando