Ir a contenido

ENTREVISTA A LA EXPARLAMENTARIA DEL PSUC

Maria Dolors Calvet: "A la que te despistas, las mujeres desaparecen de las instituciones"

Una de las primeras en recoger el acta de diputada repasa su experiencia como mujer en el Congreso y el Parlament

Júlia Regué

Maria Dolors Calvet, una de las primeras mujeres en recoger su acta de diputada en el Congreso y en el Parlament.

Maria Dolors Calvet, una de las primeras mujeres en recoger su acta de diputada en el Congreso y en el Parlament. / Nuria Puentes

Maria Dolors Calvet (PSUC) fue una de las primeras mujeres en ocupar un escaño en el Congreso y en el Parlament. Su presencia en los hemiciclos supuso toda una revolución: fue pionera en bajar al atril y la única mujer que participó en la Comisión de los Veinte, encargada de redactar el borrador del futuro Estatut de Autonomía de 1979. Ella lo define como una experiencia "insólita".

- ¿Cómo fue su recibida en el Congreso el 1977?  

- No fue fácil con todo lo que suponía ser mujer en aquella época, tanto en la vida personal como en el trabajo. Había unas leyes que iban en contra de las mujeres y constantemente tenías que encontrar la forma de subsistir. Nunca conseguí que el servicio de seguridad me conociese. Tenía que sacar cada día el carnet para acreditarme. Y mira que no había muchas mujeres. Había que pelear y luchar. 

- ¿Cambió la situación en el Parlament?

Sí. Fue distinto porque en la primera legislatura de la Cámara catalana la Constitución había ayudado a cambiar ciertas leyes. Algunas ya no se aplicaban y la mayoría de edad se había igualado a la de los hombres. La custodia no la tenían los padres directamente. Era una situación menos complicada.

- ¿Se sintió discriminada en estas instituciones por ser mujer?

- Los partidos democráticos y de izquierdas eran amplios espacios de debate donde esto estaba más o menos saldado. No había una discriminación directa, pero sí de trato. Muchos hombres ejercían un autoritarismo que no tocaba y tenías que defenderte siempre.

- ¿Cómo vivió su primer discurso en el Parlament?

- Cuando Heribert Barrera me dio la palabra se dirigió a mí como 'señorita'. Y yo le dije: "Disculpe, no me vuelva a llamar 'señorita' hasta que a los hombres les llame 'señorito'". Él, que era un hombre muy inteligente, lo entendió perfectamente y me respondió: "Tienes toda la razón".

- ¿Cree que se han erradicado estas actitudes?

- Aún las vivimos. Eso sí, ahora hay mujeres al frente de listas electorales y también portavoces. Se ha hecho un paso muy importante pero no nos pensemos que esto es la igualdad. Si lo pensamos, nos equivocamos. Aún se tiene que avanzar muchísimo. A la que te despistas, las mujeres desaparecen de las instituciones. Vamos en buena dirección pero no podemos parar, ni disminuir un poco la velocidad, porque el problema no está resuleto.

- ¿Se ha avanzado a nivel legislativo?

- Se han hecho leyes importantes pero las actitudes de las mujeres lo son más. No se nos regala nada. Cualquier victoria de las mujeres es porque antes han luchado muchísimo. 

0 Comentarios
cargando