Ir a contenido

En libertad, el comisario detenido con Villarejo en la operación Tándem

El juez impone al excomisario Salamanca comparecencias mensuales y le retira el pasaporte

Ambos se encontraban en prisión desde noviembre por organización criminal, cohecho y blanqueo

El Periódico

El comisario Villarejo, entrevistado en Salvados.

El comisario Villarejo, entrevistado en Salvados.

El juez de la Audiencia Nacional Diego de Egea ha acordado la puesta en libertad provisional del ex comisario jefe de Barajas (Madrid) Carlos Salamanca, imputado junto al comisario jubilado José Manuel Villarejo por lucrarse presuntamente con servicios especializados de inteligencia y facilitar la entrada ilegal de ciudadanos no comunitarios en territorio español.

Según han informado a Europa Press fuentes jurídicas, el magistrado de refuerzo del Juzgado Central de Instrucción número 6 ha impuesto a Salamanca como medidas cautelares la retirada de pasaporte, prohibición de salida del territorio nacional y comparecencias mensuales en el juzgado más cercano a su domicilio.

Tanto Salamanca como Villarejo fueron detenidos el pasado 3 de noviembre y dos días más tarde fueron enviados a prisión provisional por delitos de organización criminal, cohecho y blanqueo de capitales en el marco de la denominada 'operación Tándem', dirigida por la Fiscalía Anticorrupción. A Salamanca también se le atribuye un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros.

La operación fue iniciada por la unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional y tiene como objetivo el desmantelamiento de una organización criminal cuyo principal objetivo es la "reintroducción en España, y otros países de la Unión Europea, de fondos procedentes de actividades ilícitas vinculadas a la corrupción internacional en los negocios".

Según Anticorrupción, los detenidos se prevalecían de las funciones propias de sus respectivos cargos policiales, "especialmente sensibles para la seguridad nacional", con la intención de recibir "elevadas sumas de dinero así como regalos suntuarios diversos, a cambio de la prestación de servicios especializados de inteligencia y de facilitar la entrada ilegal de ciudadanos no comunitarios en territorio nacional.

La decisión ahora de poner en libertad provisional al ex comisario jefe de Barajas se produce una semana después de que el Ministerio Público solicitara al juez De Egea que abriese una pieza separada para investigarle por el delito de cohecho.