Ir a contenido

LA LEGISLATURA CATALANA

De Mas a Puigdemont: 783 días entre dos pasos al lado

Roger Pascual

Carles Puigdemont y Artur Mas en una imagen de archivo del Comité Nacional del PDeCAT.

Carles Puigdemont y Artur Mas en una imagen de archivo del Comité Nacional del PDeCAT. / ANDREU DALMAU (EFE)

Un paso al lado hizo a Carles Puigdemont 'president' y con otro ha renunciado, temporalmente, a volver a serloArtur Mas le abrió la puerta de la Generalitat y, dos años más tarde y desde Bruselas, él se la ha abierto a Jordi Sànchez. 783 días separan estos dos pasos. 

Puigdemont accedió a la presidencia como solución de emergencia de Mas. A punto de cumplir 60 años, con una larguísima trayectoria política en CDC, en los gobiernos de Jordi Pujol, en la oposición municipal en Barcelona, cinco veces candidato (y ganador) de las elecciones catalanas y 'president' desde hace un lustro, Mas decidió dejar de ser jefe del Govern. El 9 de enero del 2016 cedió paso a Puigdemont, entonces alcalde de Girona, a cambio de una adhesión humillante de la CUP a escasas horas del pitido final que hubiera provocado las nuevas elecciones, tras tres meses de larguísimas y tortuosas negociaciones en el seno del soberanismo. En tercera persona, en una comparecencia de autoafirmación, el delfín de Pujol sentenció entonces que "Mas no se retira de la política, pero da un paso al lado en la presidencia porque el acuerdo es razonable en términos de salvar el proceso político". 

El exalcalde de Girona aseguró que aceptaba el reto de llevar a Catalunya a las puertas de la independencia en 18 meses y prometió que no pensaba ser candidato en las siguientes elecciones. Pero, tras todo lo que ocurrió en octubre, aceptó ya desde Bélgica capitanear Junts per Catalunya. La restitución del "Govern legítim" fue su gran lema de campaña y hasta este jueves, pese a las presiones de ERC y del PDECat, se había resistido a renunciar a volver a ser 'president'. Ahora, igual que Mas le ungió a él, él ha señalado a Sànchez como su sucesor.