Ir a contenido

HOJA DE RUTA

La ANC exige un Govern con "poder efectivo" para "activar la república"

La entidad soberanista aprueba su nueva hoja de ruta sin fijar plazos para culminar el 'procés'

Anuncian una nueva movilizacion el 11 de marzo para "unir" al independentismo

Júlia Regué

Agustí Alcoberro, vicepresidente de la ANC.

Agustí Alcoberro, vicepresidente de la ANC. / JOAN CORTADELLAS

Con el Govern aún por constituir, la ANC exige al nuevo Govern que implemente la ley de transitoriedad y que tome un "poder efectivo y no dependiente del Estado español". Así lo han acordado este domingo cerca de 2.000 asistentes a la asamblea general ordinaria de la entidad soberanista, decididos a instar al nuevo Ejecutivo a que mueva sus fichas para pilotar la "financiación y control de la hacienda catalana", el "poder judicial y la fiscalía" y la "seguridad de los catalanes". En otras palabras, reclama que se forje una nueva dirección de la Generalitat dispuesta a desobedecer al Estado y que "active un proceso constituyente".

La entidad soberanista da la "república catalana" por "proclamada" desde el 27 de octubre, mientras varios dirigentes independentistas aseguran que la declaración unilateral de independencia (DUI) fue "simbólica", y pedirá que se ponga en marcha en una nueva manifestación el 11 de marzo a las puertas del Parlament, dispuestos a pedir "unidad" a los partidos independentistas a quienes requieren, esta vez sin plazos, unas elecciones constituyentes, un período dedicado a confeccionar la Constitución catalana y la organización un referéndum para ratificarla en el horizonte. 

Puigdemont promete "estar a la altura"

Las primeras filas del pabellón de la Mar Bella de Barcelona se han llenado de imágenes de los políticos presos y los que se encuentran en Bruselas y Ginebra. Detrás, han tomado asiento Elsa ArtadiJordi TurullMeritxell BorràsCarles Riera y Carme Forcadell. Los 'exconsellers' Lluís PuigToni ComínMeritxell Serret y Clara Ponsatí han mandado mensajes de apoyo desde la capital belga, y el expresidente del Govern, Carles Puigdemont, se ha llevado el protagonismo llamado a la "unidad" y a la "perseverancia" de los independentistas. "Tenemos que estar a la altura de la dignidad del pueblo catalán, que no merece ser traicionada sino servida", ha espetado, y ha insistido en que no desfallecerá porque "Catalunya merece ser una república independiente, libre y democrática".

El vicepresidente de la ANC, Agustí Alcoberro, le ha correspondido con mensajes de unidad y ha repasado la estrategia que diseñaron conjuntamente a lo largo del 'procés'. Se ha enorgullecido de que aceptasen la propuesta de ofrecer una respuesta binaria para preguntar en un referéndum sobre la independencia de Catalunya pero ha admitido que hubiese preferido una consulta pactada con el Gobierno. "Lo hicimos y lo ganamos", ha proseguido de todas formas: "La victoria se produjo en condiciones extremadamente duras [...] El Estado no puede aceptar la dura derrota que supuso y la humillación a la que lo sometimos", ha remachado, para advertir después que "los procedimientos judiciales solo han empezado".

Desde Soto del Real, prisión en la que lleva cuatro meses encarcelado, el exlíder de la entidad, Jordi Sànchez, también ha mandado un mensaje de despedida y agradecimiento a los socios.

Renovación de la cúpula de la entidad

La entidad soberanista renovará su cúpula el 17 de marzo y elegirá un nuevo presidente, después de que Sànchez abandonara el cargo para concurrir al 21-D como 'número dos' en la lista de JxCat, camino que siguieron otros cinco miembros del secretariado nacional.

El abandono de sus cargos generó crispación interna, hecho que se evidencia en que una de las enmiendas que se ha sometido a discusión es que los nuevos representantes deben comprometerse a que "durante su cargo y un año posterior a haberlo ocupado no se presentarán para formar parte de las listas de ningún partido para poder ser parlamentarios". Las candidaturas se presentarán en las próximas semanas y los actuales líderes no podrán renovar su puesto al haber agotado el mandato de cuatro años.

Reforzar su independencia 

Las disputas entre JxCat y ERC para desencallar la investidura no han sentado bien a los dirigentes de la entidad, que ya mostraron su resentimiento de haberse quedado sin voz en estas negociaciones y tras el portazo a su propuesta de lista única para concurrir a las elecciones siguiendo la "unidad de acción" que reclaman a los partidos independentistas. Alcoberro ha mostrado "preocupación" por la falta El secretario de incidencia política, Jordi Pairó, ha aseverado, en alusión directa a JxCat y ERC, que "es lamentable que lleven dos meses sin formar Govern" y el conductor del acto, Ricard Ibáñez, ha reconocido el "desazón por el no acuerdo de investidura".

La ANC envió una carta a sus bases asegurando que sólo reconocería a Puigdemont como 'president', un postulado que han dejado al margen en la hoja de ruta aprobada este domingo. Por ello, insisten en la necesidad de "mantener y reforzar" la independencia de la entidad respecto a los partidos.