Ir a contenido

RECEPCIÓN DE LA ALCALDESA

Colau muestra su apoyo a las esposas de Forn, Junqueras, Cuixart y Sànchez

El PDECat, ERC y la CUP participan en un acto en el que destaca la ausencia del PSC

El ayuntamiento pide la libertad para los presos y su acercamiento mientras no se produzca

Toni Sust

La alcaldesa Ada Colau se reúne con las esposas de los presos.

La alcaldesa Ada Colau se reúne con las esposas de los presos. / ALBERT BERTRAN

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y representantes de los grupos del PDECat, ERC y la CUP se han reunido este miércoles en el ayuntamiento con las esposas de Joaquim Forn, Oriol Junqueras, Jordi Cuixart y Jordi Sànchez, encarcelados en las prisiones de Estremera, los dos primeros, y de Soto del Real, los dos últimos. Primero, Colau ha compartido unos minutos con ellas, y después ha habido una encuentro al que también han asistido los grupos y varias entidades. La reunión, convocada a raíz de una declaración institucional que pedía el traslado de los cuatro presos a Catalunya mientras no salgan en libertad, ha estado marcada por la emoción y por la ausencia del PSC: la del PP y la de Ciutadans se daban por descontadas.

Colau, visiblemente emocionada, ha subrayado que el acto tenía un motivo claro: "Es sobre derechos humanos, no sobre independentismo. Podemos no compartir algunas ideas, pero cuando se vulneran los derechos humanos de unos cuantos se vulneran los de la sociedad. Hoy son los independentistas, mañana podemos ser todos".

Colau ha también ha considerado "imposible estar de acuerdo con que se castigue cruelmente a los familiares obligándoles a hacer miles de kilómetros cada semana. Mientras no salgan en libertad, su acercamiento es una cuestión de mínimos".

10 meses de edad, 24.000 kilómetros

La esposa de Forn, Laura Masvidal, ha agradecido "el gesto imprescindible" del ayuntamiento y ha lamentado la ausencia del PSC, partido del que ha dicho que ha pasado de una trayectoria de defensa de la democracia a "tomar partido por destruir cosas que hemos construido entre todos". La mujer de Jordi Sànchez, Susanna Barrera, ha advertido de que la ofensiva judicial no es sólo contra los independentistas, y ha recordado los casos del rapero Valtonyc condenado a prisión y de la muestra sobre presos políticos clausurada en Arco.

Sobre la muestra, la esposa de Cuixart, Txell Bonet, ha asegurado que su propósito ha sido logrado con el eco mediático de su clausura: “El arte sirve como denuncia”. Bonet también ha aludido a los viajes que tiene que hacer con su bebé para visitar a Cuixart: “Mi hijo tiene 10 meses y ha recorrido 24.000 kilómetros”. Fiel a su hábito de quedar en un segundo plano, Neus Bramona, esposa de Junqueras, ha participado en la reunión inicial pero no ha intervenido en el acto.

Llamada infructuosa a Collboni

También los presidentes de grupo presentes, Xavier Trias,  Alfred Bosch y María José Lecha y el concejal no adscrito Gerard Ardanuy han tomado la palabra. Trias, de quien Forn era el principal colaborador, ha exigido la inmediata puesta en libertad de los cuatro encarcelados. Tanto él como otros oradores han lamentado las ausencias. Y algunos han dado a entender que se intentó hasta última hora que el PSC acudiera. Al parecer, la esposa de Cuixart llegó a llamar al presidente del grupo socialista, Jaume Collboni, por su decisión de no participar en el acto, sin que ello cambiara su posición.

Fuentes socialistas sostienen que tanto Collboni como el líder del PSC se han reunido con quien lo ha solicitado, como la esposa de Cuixart, pero han diferenciado "la solidaridad a nivel humano y personal" con "la propaganda independentista" que, dicen, no tendrá "el aval" del partido.