Ir a contenido

LA ESTRATEGIA DE LA EXPARLAMENTARIA ANTICAPITALISTA

Anna Gabriel desafía al Supremo y amaga con solicitar asilo político a Suiza

Llarena dictará este miércoles la orden de detención de la investigada antes de pedir al país helvético su extradición

La exdiputada de la CUP justifica su huida alegando que "no hay garantías" de que tenga "un juicio justo"

Júlia Regué / Roger Pascual

La exdiputada de la CUP Anna Gabriel, durante su entrevista en la televisión suiza RTS.

La exdiputada de la CUP Anna Gabriel, durante su entrevista en la televisión suiza RTS.
La diputada de la CUP Maria Sirvent, arropada por la plana mayor del partido, este martes en Barcelona.

/

Anna Gabriel permanecerá en Suiza y no acudirá a declarar este miércoles ante el Tribunal Supremo (TS) en la causa por rebelión en la que está citada, una decisión que choca frontalmente con la estrategia judicial esgrimida por la también exdiputada de la CUP Mireia Boya. El abogado de Gabriel y exdiputado 'cupaire' Benet Salellas presentó un escrito al TS señalando que no se personará porque cree que "no tiene garantizado el derecho a un juicio justo". Una vez se confirme su ausencia en el juzgado, el juez instructor Pablo Llarena dictará este mismo miércoles la orden de detención nacional e internacional, paso previo a pedir al país helvético su extradición. 

Los anticapitalistas reivindican públicamente la disparidad de maniobras ante el juez Llarena, alegando que la de Boya responde a un "criterio de defensa política", mientras que la de Gabriel "abre un proceso de lucha internacional en Ginebra", y aseguran que ambas decisiones han sido tomadas "colectivamente". Aun así, fuentes del partido señalan que hay resquemor por no actuar al unísono, cuando lo que piden al independentismo es defenderse conjuntamente ante la justicia.

El propósito de la CUP con la marcha de Gabriel al país helvético es claro: "dificultar" el procedimiento judicial y "provocar" la reacción de actores internacionales. Parece evidente que uno de los objetivos es poner entre las cuerdas a la comunidad europea; de ahí que la elección de Ginebra no sea casual y pretenda "generar un foco de presión" al Estado.

Arropado por la plana mayor del partido, Salellas mantuvo en rueda de prensa en Barcelona que Gabriel "no ha huido", sino que "ha buscado refugio debido a una persecución política", y destacó que la exdiputada velará desde el exterior por "internacionalizar el 'procés'". Hurgó en lo que considera un "juicio de país", porque cree que la justicia que busca "la venganza y humillación de todo el pueblo de Catalunya" al "no juzgar hechos, sino proyectos políticos". "Si nos pudiesen imputar cadena perpetua, nos la imputarían", remató. Preguntado sobre cómo costeará su estancia, Salellas respondió que se le dará "una solución compartida y colectiva".

Si hay petición de extradición

Dado que la exdirigente 'cupaire' se encuentra en Suiza (donde tampoco rigen las euroórdenes), Llarena deberá cursar una petición de extradición al país helvético después de efectuar la orden de detención. Esta solicitud puede efectuarse de manera inmediata, aunque el juez podría esperar a dictar el auto de procesamiento, previsto para marzo, y entonces cursar en él tanto la petición de extradición de la exdiputada de la CUP como las euroórdenes contra el 'expresident' Carles Puigdemont y los 'exconsellers' que se desplazaron a Bélgica, informa Ángeles Vázquez.

De tramitarse la extradición, la defensa de la 'cupaire' ya ha anunciado que solicitará asilo político. Ahora bien, el Gobierno suizo rechazó "a priori" aceptar esta eventual petición al "tratarse de delitos políticos". En una entrevista en el periódico suizo 'Le temps', Gabriel mantuvo estar procesada "por su actividad política", al tiempo que escudó su negativa a presentarse ante el juez Llarena censurando que "la prensa del Gobierno ya le ha condenado". Reivindicó su "actitud pacífica" durante la campaña por el referéndum unilateral del 1-O y reprochó que en los informes presentados por la Guardia Civil se la dibuje como una "activista feroz" que alienta a la "desobediencia". 

Emulando a las palabras con las que Puigdemont argumentó su huida a Bruselas, Gabriel opinó que será "más útil para el movimiento [independentista] libre que tras las rejas". La exdiputada no esconde, aun así, que tomó su decisión al ver que los JordisOriol Junqueras Joaquim Forn siguen encarcelados en prisión preventiva. 

La oposición reaccionó en bloque contra la marcha de Gabriel y le recordó que "nadie está por encima de la ley", además de compararla con Puigdemont por "pensar, actuar e huir igual" y reprocharle no ser "tan valiente como presumía". Con Gabriel, de los veintiocho investigados en la causa por el proceso independentista, ya son seis los huidos de la justicia.

El Gobierno quita hierro a la huida de Gabriel

El Ejecutivo de Mariano Rajoy "no teme" que Suiza pueda ofrecer asilo político a Anna Gabriel. El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, defendió que España es un Estado "modélico" en el que las incomparecencias ante los tribunales acarrean "consecuencias jurídicas".

De igual forma respondió el jefe de la diplomacia española, Alfonso Dastis, quien quitó importancia a su huida y rechazó que suponga la "internacionalización" del conflicto catalán. El ministro de Exteriores aseguró que no ha mantenido ninguna conversación con el Gobierno de Berna por este asunto. 

Dastis se reunió con su homólogo suizo, Ignazio Cassis, hace tres semanas y, según fuentes de Exteriores, aprovechó para revalidar el "apoyo" a las gestiones del Gobierno frente a los independentistas. "No albergo temor de que pueda afectar a nuestras relaciones bilaterales", subrayó en Teherán. 

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.