Ir a contenido

ADVERTENCIA DEL PRESIDENTE DEL GOBIERNO

Rajoy avisa de que no adelantará las elecciones generales por los Presupuestos

Intenta quitarse la presión de Cs y PNV y señala que puede prorrogar varias veces

El PP ataca a Rivera por las sombras en las cuentas del partido pero no lo llevará a los tribunales

Pilar Santos

Cristóbal Montoro, este miércoles en el Congreso de los Diputados.

Cristóbal Montoro, este miércoles en el Congreso de los Diputados. / JUAN MANUEL PRATS

El Gobierno central quiso dejar claro este miércoles que Mariano Rajoy no está obligado a adelantar las elecciones generales en caso de no poder sacar adelante los Presupuestos del 2018 ni los del 2019. Fuentes de la Moncloa y del Ministerio de Hacienda subrayaron que la Constitución no exige la aprobación de unas Cuentas nuevas cada año. Lo único que prevé la Carta Magna es que siempre haya unos Presupuestos en vigor y eso ocurre de manera automática porque se prorrogan los anteriores (como ha pasado este año).

Así que, si técnica y legalmente es posible hacerlo, los de Rajoy advierten de que podrían aprovechar ese margen, una manera de tratar de quitarse la presión a la que le están sometiendo sus dos socios prioritarios, Ciudadanos y PNV. Los de Albert Rivera les recuerdan cada día que no apoyarán las Cuentas si no destituyen a la senadora Pilar Barreiro por estar investigada en la operación Púnica (un argumento con el que ponen el foco constante en los múltiples casos de corrupción del PP) y los nacionalistas vascos les afean también su inacción política respecto a Catalunya y les avisan de que no se sentarán con Rajoy hasta que el 155 acabe.

Cansados de esta pinza, en el Gobierno y en el PP han encontrado esta salida argumental, con la que intentan aliviar la delicada situación en la que están tras el avance de Ciudadanos en las encuestas, los nuevos episodios de corrupción en torno a los populares y el hecho de que el PNV esté defendiendo la inclusión del derecho a decidir en el Estatuto de Gernika

Aún hay margen para aprobarlos

Rajoy es el único que puede tomar la decisión de acabar la legislatura y adelantar las generales. Ese botón electoral solo lo tiene él y decidirá en su momento si políticamente le interesa apretarlo o no. Claves serán las elecciones municipales y autonómicas de la primavera del 2019, la expansión de Ciudadanos en toda España y la situación que el político gallego tenga en ese momento dentro de su partido. "Lo deseable, sin embargo, es sacar adelante los Presupuestos este año y hay margen todavía para hacerlo", señala un alto cargo de la Moncloa. 

Actualización por partes

En Hacienda están preparados en el caso de que este año no pueda haber acuerdo; un pacto que en circunstancias normales tendría que llegar antes del 30 de marzo para que diera tiempo a la tramitación antes de la elaboración de las siguientes. En ese escenario, Cristóbal Montoro explicó este miércoles en el Congreso que llevaría "a partir de abril o mayo" reales decretos ley para actualizar algunas partidas, como las que se refieren a la oferta pública de empleo y las pensiones. El Gobierno lo tendría fácil para sacarlos adelante, puesto que llegarían pactados con los sindicatos, un argumento que pesaría en la decisión de todos los partidos de la oposición, incluido el PSOE.

Fuentes de Hacienda señalaron que la creencia de que un Ejecutivo no puede gobernar sin Presupuestos ha quedado "obsoleta", porque puede hacerlo siempre que cumpla las previsiones de los cuadros macroeconómicos que se presentan ante las autoridades europeas.  El techo de gasto y los objetivos de déficit, obligaciones que introdujo Bruselas para controlar a los países con déficit, sí que se podrían aprobar en verano, añaden esas fuentes. Los socialistas ya respaldaron los del 2017 a cambio del aumento del salario mínimo interprofesional.  

Competición por el centroderecha

La competición de Cs y el PP por los electores del centroderecha se está agriando estos últimos días. El descalabro en las encuestas ha endurecido el discurso de la dirección popular hacia su socio. Este miércoles ambos partidos compitieron por quién defendía mejor la unidad de España en la sesión de control y el PP volvió a pedir la dimisión de Rivera por el informe del Tribunal de Cuentas que no avaló la contabilidad de Ciudadanos. 

Este organismo ha detectado que el partido naranja incurrió en un incumplimiento susceptible de constituir una infracción: pagos de terceras personas contabilizados como donaciones en especie por valor de 14.000 euros. El número dos de la formación, José Manuel Villegas, detalló que ese dinero lo donaron algunos candidatos de su propio bolsillo "para pagarse su campaña" aunque "no lo tenían que haber hecho". 

En todo caso, aunque el Tribunal de Cuentas no ha abierto un expediente sancionador y el PP ha descartado llevar el asunto a los tribunales, los populares no quieren abandonar el tema. El grupo popular ha convocado este jueves en el Senado, en el marco de la comisión sobre financiación de los partidos políticos, a varios exmiembros de Ciudadanos que acabaron mal con Rivera para hablar de las cuentas. 

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.