Ir a contenido

EXCLUSIVA DE 'LA SEXTA'

Junqueras alega ante el Constitucional la violación de su libertad ideológica

"El Supremo no tiene competencia alguna para investigar o enjuiciar los hechos", argumenta el exvicepresidente del Govern

J. G. Albalat

Oriol Junqueras ha pedido amparo al Tribunal Constitucional para quedar en libertad. / EFE VÍDEO

El exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras ha presentado ante el Tribunal Constitucional (TC) un recurso contra su encarcelamiento, acordado el pasado 2 de noviembre por la jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela. En su escrito, el líder de ERC alega que se han vulnerado varios de sus derechos fundamentales, entre ellos el de libertad ideológica, el de presunción de inocencia y el derecho a tener un proceso con todas las garantías, a la vez que reitera, como ha hecho en sus últimas declaraciones judiciales, que la declaración unilateral de independencia (DUI) expresó una "voluntad política" sin valor jurídico.

"El Supremo no tiene competencia alguna para investigar" la declaración de independencia, argumenta la defensa del vicepresidente del Govern cesado, que entiende que el proceso debería ser instruido por el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC), ya que los hechos sucedieron en esta comunidad. En este sentido, el abogado defensor Andreu Van den Eyde recalca que "podría defenderse que los efectos políticos, sentimentales, sociales o de cualquier otro orden han podido ser experimentados en toda España o incluso fuera del Estado, pero estos sentimientos y otros tipos de efectos" no son delito.

El recurso del dirigente de Esquerra, en prisión preventiva en Estremera, expone que "más allá de la legítima discrepancia que pueda existir sobre la ideología" de Junqueras, "su actuación y su discurso son los de una persona pacifista" y, en cambio, "su ideología" y "principios" son elementos fundamentales usados para su encarcelamiento. El texto detalla que el exvicepresidente catalán no va a dejar de ser independentista, ni nadie puede exigírselo, pero advierte de que "tener unas determinadas ideas políticas, y mucho menos defenderlas, no puede ser nunca perseguible penalmente".

Derechos como parlamentario

El escrito indica que se están destruyendo "los derechos políticos de un parlamentario y los de la ciudadanía", pues el líder republicano fue elegido diputado al Parlament de Catalunya y se le está impidiendo "ejercer sus derechos como parlamentario" y "desarrollar la función", vulnerando su derecho de sufragio como candidato electo y el de "todos los ciudadanos que, con su voto, contribuyeron a su elección". De ahí que reclame su liberación "urgente" para evitar "daños irreparables".

En este contexto, la defensa del exvicepresidente de la Generalitat remarca que en el ordenamiento constitucional español tienen cabida cuantas ideas quieren defenderse, "incluida una declaración de independencia que, como es público y notorio, no fue seguida de actos jurídicos que la materializasen". Este acto es fruto, a su entender, de la "legítima libertad de expresión de unos diputados" que "expresaban una voluntad política cuya eficiencia se incardinaba en procedimientos parlamentarios independientes, basados en el debate político, y sin otra aspiración de juricidad que la de ejercer la democracia y la libertad de expresión". El encarcelamiento de Junqueras, por tanto, resulta, apunta el recurso, "una indebida sanción a su ideología" y "orientación política".