Ir a contenido

LA INVESTIGACIÓN JUDICIAL

Santi Vidal se desdice ante el juez de las ilegalidades que atribuyó al Govern

El exjuez y exsenador de ERC declara que solo habló de hipótesis "atrevidas" y "futuribles"

Carles Vives Pi-Sunyer asegura que solamente actuó como asesor técnico de la Generalitat

J. G. Albalat

El exjuez y exsenador de ERC Santi Vidal se ha retractado este miércoles de sus manifestaciones en diversas conferencias en el 2016 según las que el Gobierno catalán había conseguido los datos fiscales de los catalanes de forma "ilegal" para elaborar el censo electoral del referéndum unilateral y había una partida secreta para crear las estructuras de Estado en una eventual república catalana. El exmagistrado, que ha sido interrogado como investigado, ha admitido que lo que dijo "no era cierto" y que solo eran una hipótesis "atrevidas" o "futuribles". Las afirmaciones que en su día realizó Vidal permitieron a Vox presentar una denuncia y al juez Juan Antonio Ramírez, abrir la investigación por los preparativos del 1-O y la creación de las estructuras de Estado.

Vidal solo ha contestado a las preguntas de su abogada, Olga Tubau, porque, a su entender, el juez no le había concretado los motivos de su imputación. El exsenador, que dimitió como senador tras hacerse públicas sus palabras en las conferencias, ha explicado que las pronunció en el contexto de un acto político y, en alguna ocasión, tras la interpelación de unos asistentes. Ha querido dejar claro que hablaba como senador y político. "La mayoría de las cosas que comenté no eran ciertas", ha sostenido. Otras, ha incidido, habían salido en los medios de comunicación. En este sentido, ha ido explicando una a una sus manifestaciones.

Pide volver a la judicatura

Vidal ha detallado que tras el revuelo de sus palabras renunció a su acta de senador de ERC. El exjuez, que fue suspendido por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) por redactar un borrador de Constitución catalana, ya ha solicitado su reingreso en la carrera, al cumplirse, el próximo marzo, la sanción impuesta.

Después de Vidal, ha comparecido ante el juez como investigado el exmagistrado del Tribunal Constitucional (TC) y expresidente del Consell Assesor per a la Transició Nacional Carles Viver Pi-Sunyer. El jurista, defendido por el abogado Fermín Morales, ha contestado a todas las preguntas y ha asegurado que él, como técnico, solo asesoró al ahora cesado Gobierno de la Generalitat. Ha reconocido que redactó propuestas sobre las eventuales estructuras de Estado y que actuaba, por lo tanto, como un mero "asesor". Eso sí, según él, siempre advertía de que si se publicaba algo en el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya (DOGC) o se ejecutaban las propuestas "podría haber problemas", según fuentes jurídicas.

La operación del 20 de septiembre

La investigación va dirigida a una treintena de personas por los presuntos delitos de rebelión, sedición, revelación de secretos, malversación, desobediencia y prevaricación. El juez Ramírez es el mismo que ordenó la detención, el pasado 20 de septiembre, de diferentes cargos del Govern ahora destituido; entre ellos, el que era el número dos de la Conselleria d'Economia Josep Maria Jové. La operación dio lugar a 14 detenciones, 41 registros y la intervención de 9,8 millones de papeletas del referéndum .

El juez ha citado a declarar para el próximo 7 de marzo como investigados a cuatro empresarios vinculados a la fabricación y distribución de publicidad del 1-O. Es la primera vez que el magistrado interrogará a responsables de empresas que hicieron estos trabajos. Está indagando quién pagó estos servicios y si el dinero salió de la Generalitat.