Ir a contenido

Recurriría una reforma de la ley de Presidencia catalana

Méndez de Vigo, sobre la presidencia simbólica de Puigdemont: el Gobierno no va a tener "ninguna contemplación"

"¿Qué es eso de tener un presidente que está a 1.500 kilómetros. Eso no es posible y el Gobierno no lo consentirá", dice el ministro portavoz

El Periódico / Agencias

El portavoz del Gobierno y ministro de Educación Cultura y Deporte Íñigo Méndez de Vigo durante la rueda de prensa.

El portavoz del Gobierno y ministro de Educación Cultura y Deporte Íñigo Méndez de Vigo durante la rueda de prensa. / Angel Diaz (EFE)

El ministro de Educación y portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha asegurado hoy que el Ejecutivo no tolerará "de ninguna manera" una presidencia simbólica de Cataluña por parte de Carles Puigdemont y no va a tener "ninguna contemplación" con él.

Méndez de Vigo, en una entrevista en RNE, ha resaltado que esa presidencia simbólica no existe, no tiene ninguna vía y puede estar planteándose para tratar de que Puigdemont tenga un sueldo. En consecuencia, ha rechazado la posibilidad que defienden los independentistas y ha considerado que la reforma de la ley de Presidencia catalana que pretende Junts per Catalunya tiene "muy poco recorrido" porque es ilegal y no cree que nadie "en sus cabales" la apruebe. "Evidentemente, la recurriríamos, pero espero que ni siquiera haya que recurrirla", ha añadido.

Y se ha preguntado: "¿Qué es eso de tener un presidente que está a 1.500 kilómetros. Eso no es posible y el Gobierno no lo consentirá".

En esta línea, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, también ha insistido en que es "imposible" que Puigdemont ostente una presidencia "simbólica" desde Bruselas y ha reclamado "responsabilidad" a JxCat y ERC para que "busquen soluciones" de forma que en Catalunya haya un nuevo Govern. El titular de Justicia ha subrayado que el informe de los letrados del Parlament, que señala que el llamado reloj de la investidura no ha comenzado a correr, "no lo pone fácil y deja muchas incertidumbres".

Discrepancias internas

El portavoz del Gobierno ha subrayado las discrepancias existentes entre el PDeCAT y ERC, dos partidos que ha explicado que no tenían nada en común salvo, a partir de un momento determinado, la secesión.

"En estos momentos la secesión es imposible porque el Gobierno no la va a consentir, y estamos viendo ahora el surgimiento de las discrepancias entre dos partidos que tenían un único objetivo pero que en sus políticas difieren, y mucho", ha recalcado Méndez de Vigo ha garantizado que la aplicación en Cataluña del artículo 155 de la Constitución se mantendrá "hasta que haga falta".