Ir a contenido

declaración de bienes

Diputados que no ahorran

Gran parte de los parlamentarios que repiten en la Cámara catalana apenas han incrementado su patrimonio respecto de la legislatura pasada

Algunos incluso afirman disponer de menos fondos que en el curso pasado

Rafa Julve

Diputados que no ahorran

El Parlament de Catalunya presume de ser uno de los más transparentes de Europa entre otras razones porque permite consultar la declaración de bienes de sus diputados. Para acceder al escaño los parlamentarios están obligados a detallar su patrimonio a la Cámara, que cuelga la información en internet. Pues bien. Dando por bueno que ninguno esconde nada, una comparación de los datos que presentaron la legislatura pasada los diputados repetidores con los números que han entregado en la actualidad permite concluir que muchos apenas han ahorrado en más de dos años pese a tener un sueldo mensual superior a los 5.000 euros.

En el capítulo de excepciones destaca la popular Andrea Levy. La dirigente del PPC dijo tener la pasada legislatura 250.000 euros en cuentas corrientes, acciones, planes de pensiones y otros. En la legislatura presente ha engrosado las cifras hasta los 362.000 euros, lo que implica un ahorro de 112.000 y la sitúa muy por encima de lo que han acumulado otros como el socialista Ferran Pedret (60.000 euros más la compra de un  Citroën C4 aunque añade un crédito de 7.700 euros), la naranja Lorena Roldán (60.000 euros) y el republicano Gerard Gómez del Moral, que ha pasado de 342 euros en el banco a 32.766,40.

De Batet a Carrizosa

Siempre teniendo en cuenta que todos comulgan con la transparencia, un buen puñado de diputados no han ahorrado esas cantidades ni por asomo, ni contando con que algunos se hayan comprado un vehículo o amortizado la hipoteca. Incluso los hay que declaran un patrimonio inferior. Uno de ellos es Albert Batet, de JxCat: en la legislatura anterior dijo tener en propiedad una vivienda por valor de 160.500 euros y 10.000 euros en cuentas corrientes, si bien es cierto que tenía cuatro préstamos hipotecarios por un  total de 184.000 euros. Ahora no ha declarado ninguna propiedad, solo 5.000 euros y dos préstamos personales que ascienden a 29.000 euros.

Tampoco Carlos Carrizosa, de Ciutadans, ha podido guardar nada. Sin ninguna vivienda en su haber, el portavoz del partido naranja afirma en esta ocasión disponer de 28.000 euros, 5.000 menos de los que constaban en su ficha el curso pasado. Y poco más o menos ocurre con algunos miembros del Govern cesado.

Los datos del Govern destituido

El ‘expresident’ Carles Puigdemont tiene a medias una propiedad por valor de 280.000 euros y 10.885 euros en cuentas corrientes, 3.115 menos que los que declaró la etapa anterior, aunque ha amortizado hipotecas y préstamos y ahora debe 119.248 euros, 19.431 menos. En cuanto al exvicepresidente Oriol Junqueras, encarcelado en Estremera, su declaración de bienes es idéntica a la anterior (dos propiedades y 188.730,84 euros), mientras que el ‘exconseller’ Jordi Turull ha pasado de los 69.100 euros en cuentas corrientes a 10.000 y su plan de pensiones se ha estancado en 42.966,74 euros. Eso sí, a finales del 2015 se compró un Opel Corsa.

El que fuera titular de Territori Josep Rull, que en su anterior informe como diputado detalló 830.193,66 euros en cuatro bienes inmuebles y 67.041 euros, dispone ahora de 6.000 euros menos en el banco, aunque ha amortizado 4.000 euros de un crédito por un vehículo. Asimismo, el ‘exconseller’ de Salut Toni Comín tenía 50.300 euros y ahora informa de 3.800, mientras que Raül Romeva (mantiene dos propiedades al 50% por 568.649 euros) ha incrementado de 4.000 a 11.000 los euros en cuentas corrientes aunque su préstamo hipotecario ha subido de 26.000 a 32.000 euros.

Quien se ha comprado una vivienda y un garaje es la líder de Ciutadans, Inés Arrimadas. Lo hizo el año pasado, y tienen un valor de 93.000 y 15.000 euros. Además, la dirigente naranja tiene un préstamo de 2.200 euros y unos ahorros de 23.720 euros. En la legislatura pasada declaró únicamente un activo de 89.900 euros.

El socialista Miquel Iceta mantiene 584.934,42 euros en bienes inmuebles (dos viviendas y un local), ha ahorrado 20.000 euros en cuentas, fondos y demás (ahora tiene 269.000) y ha reducido 50.000 en préstamos, situándose en 260.000, mientras que el popular Xavier García Albiol (898.000 euros en tres casas, tres garajes y un local) ha ahorrado 14.000 euros (tiene 263.000), mantiene un velero Bavaria y en el 2016 se compró un Audi Q5.

0 Comentarios
cargando