Ir a contenido

REGENERACIÓN DEMOCRÁTICA

Rivera propone que los prófugos como Puigdemont no puedan presentarse a las elecciones

Ciudadanos y Podemos sientan las bases de un pacto para que el sistema electoral sea más proporcional

Ambos partidos presionan a los socialistas para que se sumen al dar por hecho el rechazo del PP

Juan Ruiz Sierra / Agencias

Iglesias y Rivera se saluda, ayer en el Congreso.

Iglesias y Rivera se saluda, ayer en el Congreso. / JOSÉ LUIS ROCA

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha adelantado este jueves que su partido propondrá modificar la legislación electoral de manera que los prófugos de la justicia, como el 'expresident' Carles Puigdemont, no puedan presentarse a unos comicios.

"Los señores que no dan la cara y que huyen de la justicia, que comenten desacato a un tribunal, no pueden ser candidatos a nada, porque están incumpliendo las nociones más básicas de la democracia", ha afirmado en una entrevista en RNE.

La propuesta tendría enjundia si saliera adelante antes de unas eventuales nuevas elecciones en Catalunya, ya que Puigdemont no podría presentarse. Aun así, el PSOE cree que no sería necesaria la aprobación de esta medida, ya que la prohibición de que los prófugos se presenten a los comicios, según su portavoz parlamentaria, Margarita Robles, "se deduce del ordenamiento jurídico y de la jurisprudencia del Tribunal Constitucional". La iniciativa, en cualquier caso, es difícil que se materialice en el corto plazo, dado que PP no tiene intención de impulsar cambios en la ley electoral y estos siempre se han llevado a cabo por consenso. Ante la negativa, Ciudadanos y Podemos han decidido dejar atrás sus diferencias para comenzar a sondear las posibilidades de pactar una reforma que logre un sistema más proporcional, conscientes de que como sus posiciones son 'antagónicas', este no sería más que un acuerdo puntual.

La sintonía sobre el objetivo

Así, representantes de los dos partidos se han reunido este jueves en el Congreso y han  escenificado su sintonía sobre el objetivo a conseguir: un sistema electoral más proporcional. Los portavoces parlamentarios de Cs y Podemos, Juan Carlos Girauta e Irene Montero, han subrayado su acuerdo para conseguir este fin, presionando al mismo tiempo al PSOE para que se sume. Naranjas y morados dan casi por supuesto que el PP nunca apoyará una reforma de este tipo, al ser los conservadores los más beneficiados por el modelo actual, pero todavía mantienen cierta esperanza en los socialistas, que se reunirán la próxima semana con Ciudadanos.

Hasta el momento, el partido que lidera Pedro Sánchez no se ha cerrado a estudiar un cambio en el sistema, pero tampoco lo considera una prioridad. Con el PP en contra, la participación del PSOE es indispensable para la reforma electoral, una iniciativa que Podemos y Ciudadanos intentan que esté aprobada antes de que acabe el año. El primer paso sería sacar adelante una propuesta en la subcomisión parlamentaria que estudia este asunto, cuyos trabajos finalizarán en junio.

“Ambos partidos compartimos los objetivos de esa reforma: hacer que el Congreso se parezca más a España, a lo que votan los españoles. Ahora la proporcionalidad es muy baja”, ha dicho Montoro. “Reunirse con el PP es posible. Otra cosa es que quiera avanzar hacia una España más igualitaria y más justa. Tengo muchas dudas. Si el PP no quiere, existe una mayoría capaz de sacar adelante la reforma”, ha añadido.

Girauta ha insistido en las deficiencias del actual sistema. “Al PP, cada diputado le cuesta 57.000 votos. A Ciudadanos, 97.000. PACMA [el partido de defensa de los animales] tiene prácticamente los mismos votos que el PNV”, ha explicado. “Si Podemos, Ciudadanos y el PSOE estamos de acuerdo, se hará. Ojalá el PP esté ahí”, ha concluido el portavoz de Ciudadanos. Dentro de este ambiente de sintonía, Girauta ha evitado cargar contra la propuesta de Podemos de permitir el voto a los 16 años, que los naranjas no comparten. “Es una propuesta digna de estudio”, se ha limitado a señalar. Montero, por su parte, ha dejado claro que la rebaja de la edad para el sufragio activo no es ninguna línea roja. “Lo importante son los objetivos”, ha dicho, dejando también de lado la idea de Rivera de impedir que los prófugos como Puigdemont se presenten a los comicios.

Cospedal carga contra la iniciativa

Desde el PP, su secretaria general, María Dolores de Cospedal, ha acusado a Ciudadanos y Podemos de moverse solo por un “afán de conseguir más votos”. A juicio de la también ministra de Defensa, ambos partidos  van "al revés" de las reformas electorales que se están llevando a cabo en otros países europeos para evitar la ingobernabilidad de un país.

Así, ha explicado que en Italia había un sistema proporcional puro y la gobernabilidad era "prácticamente imposible", por lo que se ha cambiado a un sistema que facilite gobernar. De la misma manera ha dicho que en Grecia también se ha "corregido" con un "pequeño premio" al partido que gana para permitir que se pueda formar gobierno. Y en Francia, ha proseguido, hay un sistema a dos vueltas mayoritario.

El PSOE ha sido menos crítico con Podemos y Ciudadanos, pero ha evitado dar su apoyo a la iniciativa. La vicesecretaria general de los socialistas, Adriana Lastra, ha argumentado que la reforma solo tendría sentido si se suma el PP. "Es necesario un amplio consenso de la Cámara. No podemos quedar al albur de mayorías parlamentarias determinadas que pueden cambiar cada cuatro años", ha dicho. "Queremos que la reforma sea integral. Si alguien pretende que sea una subasta de escaños, que no cuente con el PSOE. No es un tema que a la ciudadanía le interese mucho", ha concluido la número dos de los socialistas. 

0 Comentarios
cargando