Ir a contenido

El exportavoz de Cs en el Parlament Jordi Cañas, absuelto de un delito de fraude fiscal

EuropaPress

El exportavoz de Ciudadanos en el Parlamento catalán Jordi Cañas ha resultado absuelto este miércoles del delito de fraude fiscal del que había sido acusado por un fraude societario de casi 430.000 euros en el Impuesto de Sociedades que se remonta a 2005, años antes de ocupar un cargo electo.

Así lo ha confirmado a Europa Press el propio Jordi Cañas, que ha añadido: "Se acabó". El exdiputado del partido naranja, que se enfrentaba a dos años y medio de cárcel, siempre ha dicho que demostraría su inocencia.

Cuando, en enero de 2014, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña se declaró competente para investigarle, Cañas anunció que renunciaba temporalmente a su escaño en la Cámara catalana, que ocupaba desde 2010. En abril de ese año, después de ser citado a declarar como imputado, anunció que renunciaba definitivamente al acta, tras lo cual su caso pasó a un tribunal ordinario.

Unos meses después, el exdiputado se convirtió en asesor de Juan Carlos Girauta, que entonces era eurodiputado de Cs en Bruselas, y luego, cuando este dejó el Parlamento Europeo, pasó a desempeñar esa función para el eurodiputado Javier Nart.

GIRAUTA CELEBRA LA DECISIÓN JUDICIAL

El ahora portavoz del partido en el Congreso ha celebrado este miércoles la absolución de su "ejemplar amigo" Jordi Cañas. "Dimitió a pesar de que su imputación no era por corrupción. Dimitió cuando en el Parlament mantenían sus escaños 4 imputados por corrupción. Ha pasado años apartado de la política a pesar de que el fiscal pidió su absolución", ha señalado Girauta.

Además, distintos cargos de Cs en Cataluña, como la diputada autonómica Carmen de Rivera o la concejal Ángeles Ribes (Lleida) han aplaudido la noticia, y también el diputado en el Congreso por Granada Luis Salvador, que considera que "la política tiene una enorme deuda con Jordi Cañas, una persona ejemplar que se sacrificó sin dudarlo para no perjudicar a su partido aun sabiendo que no era culpable de nada".

Desde la formación naranja siempre han dicho que el caso de Cañas no era corrupción política y que además los hechos ocurrieron antes de que se fundara Ciutadans.