Ir a contenido

Tabarnia convoca su primera manifestación para el 25 de febrero en Barcelona

La plataforma llama a todos los españoles a defender los "derechos" de los tabarneses, con ofrenda floral a Rafael Casanova incluida

Boadella provoca al presentarse como "presidente en el exilio" en Madrid y proponer que el Monasterio de Montserrat sea "zona neutral"

Patricia Martín

Los promotores de Tabarnia, con Albert Boadella como presidente en el exilio, este martes en Madrid. 

Los promotores de Tabarnia, con Albert Boadella como presidente en el exilio, este martes en Madrid.  / JUAN MANUEL PRATS

Puesta de largo de Tabarnia en Madrid. Con Albert Boadella como “presidente en el exilio”, la bandera conformada a partir de las enseñas de Barcelona y Tarragona y un manifestante con barretina y pancarta en contra del ‘procés’ incluida, el movimiento contra el secesionismo se presentó este martes en Madrid, en una multitudinaria rueda de prensa, con un anuncio bajo el brazo: la convocatoria de la primera manifestación en “defensa de los derechos y la libertad de un pueblo que ha vivido oprimido”.

En Catalunya toda causa que no haga su manifestación no existe. Y Tabarnia, la plataforma que si hizo viral al proponer la creación de una nueva comunidad con las comarcas constitucionalistas de Barcelona y Tarragona, ya tiene la suya. Será el 25 de febrero a las 12 de la mañana y, siguiendo la tónica de poner al independentismo ante un espejo en busca de sus incoherencias, se homenajeará a Rafael Casanova (a las 12, como hacen los secesionistas cada Diada) y acabará en la plaza Sant Jaume. Además, habrá sardanas y se interpretará el himno español porque entonar el “viva Tabarnia”, según Boadella, es gritar “Viva España”. Si la marcha tiene el mismo éxito que las convocadas por Societat Civil tras el 1-O solo el tiempo lo dirá. Los promotores de Tabarnia, por si acaso, convocaron a “a la gente de toda España” y usaron, de nuevo, la sátira como arma.

Así, más que una rueda de prensa, fue un espectáculo de humor, con simpatizantes aplaudiendo cada puya contra el independentismo de Boadella, pero también de Jaime Vives, Miguel Martínez y Tomás Guasch, integrantes de la plataforma. La exhibición comenzó con la proyección de un vídeo del portavoz de Juns per CatalunyaEduard Pujol, en el que denuncia haber sido seguido por un hombre con patinete para a continuación anunciar que dicho vehículo (presente en la mesa presidencial) será el “nuevo símbolo” de Tabarnia.

"Reír sin el culo apretado"

Boadella se detuvo en los supuestos “rasgos diferenciales” de los taberneses, entre los que incluyó la “paciencia”, después de años de “adoctrinamiento” secesionista, que no usen el número 3 del mando a distancia, en alusión a TV-3, y que vivan con relax: “Nosotros nos reímos relajados, no tenemos la sonrisa de Pujol o Mas, que es apretando el culo”, criticó. También propuso que el Monasterio de Montserrat sea una “zona neutral y desmilitarizada” entre una Catalunya independiente y Tabarnia, para que la ‘Moreneta’ “irradie a todo el conjunto”.

En su opinión, el momento actual, con la intención de Carles Puigdemont de presidir Catalunya desde Bruselas, la “comedia es casi superior a la tragedia” que, en su opinión, ha dejado tras de el Govern cesado y un “155 que es la puntita nada más porque no ha hecho nada”. Ante ello, la propuesta de Tabarnia es “el anticuerpo” y la “única terapia” posible.

Pero, "¿no temen que haya quien se crea que Tabarnia va en serio?”, se les preguntó. “Vamos a tratar de mantenernos en un movimiento cívico con amplitud ideológica”, contestó Boadella, quien admitió que es “difícil” mantenerse en la cresta de la ola. De ahí la conferencia en Madrid y como colofón, la manifestación. Todo para conservar Tabarnia como “última bala” frente al independentismo.