Ir a contenido

LA AGENDA DEL 'PROCÉS'

Viver avisó a CDC y ERC de que menos del 50% de votos pondrían fin al 'procés'

El expresidente del Consell Assessor per a la Transició Nacional vaticinó "tensiones y enfrentamientos" en el bloque independentista

J. G. Albalat

Carme Forcadell, Oriol Junqueras, Josep Maria Jové y Lluís Salvadó, a las puertas de la Ciutat de la Justícia, en septiembre.

Carme Forcadell, Oriol Junqueras, Josep Maria Jové y Lluís Salvadó, a las puertas de la Ciutat de la Justícia, en septiembre. / JOAN PUIG

Siguen saliendo a la luz nuevos detalle de la agenda incautada a Josep Maria Jové, exsecretario general de Economia, sobre la hoja de ruta soberanista. En este caso, se trata de un informe elaborado por el expresidente del Consell Assessor per a la Transició Nacional, Carles Viver Pi Sunyer, en el que se concluye que menos de un 50% de votos en las urnas para el bloque independentista, aunque consiguieran mayoría absoluta en escaños, "provocaría una crisis política" que podría "anticipar el final del proceso".

El documento, que recoge la Guardia Civil en su último informe remitido al juzgado de instrucción número 13 de Barcelona, considera que el resultado del 27-S  imposibilitaba "llevar hasta el final la hoja de ruta inicial" y solo permitía "preparar las estructuras de Estado pero sin desplegarlas". Añade como posible salida a esta situación de 'impase' la convocatoria de nuevas elecciones en las que "ERC y CDC podrían presentarse por separado para maximizar los apoyos electorales".

Tres escenarios

Ante estos comicios, Viver plantea tres subescenarios: que los independentistas vuelvan a lograr mayoría absoluta de escaños per no de votos, "con lo que se provocaría una crisis política entre los partidos independentistas lo que podría anticipar el final del proceso"; una "independencia diferida (...) recuperando, en el mejor de los casos, la hoja de ruta en el punto de la proclamación de la independencia o, en el peor, en el momento previo de despliegue de estructuras de Estado"; y por último, "el final del proceso porque modificar la hoja de ruta genera tensiones y enfrentamientos en el sector independentista".

El informe de Viver Pi Sunyer sale a la luz después de que en las elecciones del pasado 21-D (en las que ERC y el PDECat -con Junts per Catalunya- concurrieron por separado) el bloque independentistas repitiese su mayoría absoluta en escaños (70), pero no en votos, pues se quedó en el 47,6%.

Además, han empezado a aflorar las tensiones entre Junts per Catalunya y ERC a cuenta de la investidura de Carles Puigdemont, después de que el Tribunal Constitucional haya prohibido una investidura a distancia del candidato posconvergente.

0 Comentarios
cargando