Ir a contenido

CAUSA POR REBELIÓN

Forn pide al juez Llarena que tenga en cuenta su renuncia para dejarle en libertad

El 'exconseller' de Interior presenta un escrito en el Tribunal Supremo en el que niega la posiblidad de reiteración delictiva

Recuerda que se comprometió a no tener puestos de responsabilidad y a renunciar si su partido volvía a la unilateralidad

Ángeles Vázquez

El ’exconseller’ de Interior Joaquim Forn.

El ’exconseller’ de Interior Joaquim Forn. / CARLOS MONTAÑÉS

El 'exconseller' de Interior Joaquim Forn no quiere pasar más tiempo en prisión. Con ese objetivo este martes renunció al escaño en el Parlament que había obtenido en las elecciones del pasado 21 de diciembre y así se lo ha hecho saber al Tribunal Supremo para que lo tenga en cuenta cara a pronunciarse sobre su última petición de libertad, la que presentó el pasado día 12, un día después de declarar de nuevo ante el magistrado Pablo Llarena

En el escrito presentado, al que ha tenido acceso EL PERIÓDICO, asegura que esa circunstancia "debe incidir en el juicio de pronóstico" sobre la reiteración delictiva en la que "judicialmente quedó asentada la prisión provisional acordada". Recuerda que, en su declaración ante Llarena, ya fijó su posición y proyección política a "no contemplar otros cauces que no fueren los constitucional y legalmente previstos". Aseguró incluso que renunciaría a su condición de parlamentario "si advirtiese un escenario de conflicto político y jurídico distante y ajeno a esa voluntad".

Como se encuentra preso no puede participar en los debates de su partido y en los que se produzcan en el Parlament para "conformar una voluntad con arreglo a ese compromiso de respeto a la legalidad y el marco constitucional". Además, como el magistrado le vetó la posibilidad de asistir en persona a la Cámara y solo poder delegar el voto, considera que ello le "dificulta tener control de su voluntad política y asegurar" el cumplimiento del compromiso que adquirió.

Deja la política

Por ello renunció al escaño y mantiene su decisión de no ostentar cargo alguno como 'conseller', ni de Interior ni de ningún otro departamento en el futuro Govern, lo que, dice, "lleva aparejada la irrevocable decisión de apartarse de la política autonómica". Con ello, el riesgo de reiteración delictiva que se le atribuida desaparece, sostiene la defensa de Forn, que confía en que el juez Llarena lo tenga en cuenta al pronunciarse sobre su última petición de libertad. La acusación que ejerce Vox no lo considera suficiente y se opondrá a su excarcelación.