Ir a contenido

EL 'CASO GÜRTEL'

Camps niega la financiación ilegal del PP y dice que es "injusto" que se dude de él

Avisa de que utilizará su declaración como testigo para aclarar "cosas que no encajan"

Asegura que no tiene pensado dimitir como miembro del Consell Jurídic Consultiu

Nacho Herrero

Camps sale de la sede del Consell Jurídic Consultiu, del que es miembro como ex president

Camps sale de la sede del Consell Jurídic Consultiu, del que es miembro como ex president / Miguel Lorenzo

Impermeable a las confesiones de los distintos implicados -la más demoledora, la de su exmano derecha en el partido, Ricardo Costa-, el expresidente de la Generalitat Valenciana y del PPCV Francisco Camps ha negado este miércoles las acusaciones vertidas sobre él en el juicio de la rama valenciana de la 'Gürtel'. "Niego la financiación ilegal del PP", ha sentenciado, y ha especificado que lo hacía "rotundamente" y "absolutamente".

A Camps le ha parecido "inexplicable" incluso que se le mencione durante el juicio, e indignante que haya quien crea las acusaciones de los cabecillas de la 'Gürtel' y de su antiguo lugarteniente, que le sitúan como cerebro de los pagos de actos electorales en negro y a través de empresarios. "No puede ser que todavía dejemos un hilo de duda respecto a mi papel. Como ciudadano, me parece injusto", ha asegurado.

Niega órdenes ilegales y se aferra al CJC

El exmandatario popular ha subrayado que "jamás" dio "ninguna orden para que se cometiera ninguna ilegalidad"."A lo largo de una larga instrucción nadie ha dicho nunca jamás nada de mí, ni se me ha citado siquiera como testigo, me parece inexplicable que ahora se me mencione. No sé si obedece a un pacto con la fiscalía o entre los procesados", ha deslizado.

Aunque ha reconocido que para él es "dolorosísimo" ver a sus antiguos colaboradores en el banquillo, Camps, "sereno pero enfadado", ha enviado varios mensajes a Costa. "El derecho a la defensa no da derecho a la ofensa", ha apuntado. También ha anunciado que aprovechará su declaración como testigo para resaltar "cuestiones que no encajan". Del mismo modo, le ha recordado a su exmano derecha en el PPCV que si una persona recibe instrucciones para hacer algo ilegal, "tiene varias opciones: no hacerlo, dimitir y ponerlo en conocimiento del fiscal o del juez".

Camps ha declarado que no piensa renunciar al Consell Jurídic Consultiu (CJC) y ha subrayado: "El pueblo valenciano me juzgó y dijo que yo era inocente", en referencia al jurado popular que le absolvió en el caso de los trajes, sobre el que "el Tribunal Supremo corroboró la sentencia". También ha dicho que aunque le retiren el carnet del PP, siempre militará de corazón.

'Molt miserable'

Las reacciones a la confesion de Costa no han tardado en llegar. El 'president' Ximo Puig ha pedido que sea el propio Camps quien renuncie a su plaza en el CJC. "Hay cuestiones que tienen que ver con la ética que cada uno tiene que asumir", ha apuntado. Eso sí, el dirigente socialista ha recordado que todo este caso "va más allá de un comportamiento personal" y que "afecta de manera nuclear al partido que ha dirigido durante 20 años la Comunitat Valenciana". Más explícito ha sido su compañero Manolo Mata, 'síndic' (portavoz) del PSPV en Les Corts: "Camps ha pasado de ‘molt honorable’ a ‘molt miserable'. Por decencia, no puede seguir cobrando ni un céntimo más de los valencianos en ninguna institución pública".

Oltra apunta a Rajoy

En Compromís han apuntado más alto, y lo ha hecho la vicepresidenta Mónica Oltra. "Ahora a ver cuánto tardamos en saber que también Rajoy movía los hilos a nivel de España", ha señalado tras recordar que ese método de financiación sirvió al PPCV para "perpetuarse en el poder".

Oltra ha dicho que Camps debería dimitir "por vergüenza" y, aunque ha agradecido el arrepentimiento y la petición de perdón de Costa -"nunca es tarde si el arrepentimiento es bueno"-, ha recordado que si lo hubiera hecho en la fase de instrucción, ahora estarían como investigados "todos" los que deberían estarlo. Por su parte desde el PPCV, Eva Ortiz ha apuntado que no valoran "estrategias defensivas" pero ha admitido "que no nos gusta lo que escuchamos" y que "quien haya hecho algo mal tendrá que dar cuenta".

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.