26 sep 2020

Ir a contenido

CONSEJO DE MINISTROS

La Moncloa quita hierro al impacto de una investidura telemática

Cree que podría apurar los tiempos y que la anulación del TC llegara el mismo día

Méndez de Vigo aconseja a Torrent que no repita los «errores» de Forcadell

Pilar Santos

La Moncloa quita hierro al impacto de una investidura telemática

JUAN MANUEL PRATS

El Gobierno central ha estudiado la posibilidad de que la mitad del Parlament proclame a Carles Puigdemont, huido a Bruselas, presidente de la Generalitat a distancia. En la Moncloa quitan importancia a ese "posible espectáculo" y dan por seguro que la anulación del pleno por parte del Tribunal Constitucional llegaría a las pocas horas de iniciar todo el proceso de impugnación, incluso el mismo día porque se espera una sesión parlamentaria "larga".

El equipo gubernamental que prepara los posibles recursos si hay "un nuevo desafío legal" confía en que Roger Torrent, nuevo presidente de la Mesa, no dé razones para ponerlos en marcha. Así se lo advirtió directamente el ministro Íñigo Méndez de Vigo. El portavoz del Ejecutivo central avisó al político de ERC de que no cometa "los errores del pasado", en referencia a su antecesora en el cargo, Carme Forcadell, y sus causas pendientes con la justicia.

Los resquicios del reglamento

La Moncloa ya anunció la semana pasada que recurrirá contra cualquier opción que incluya la investidura de Puigdemont de forma telématica o a distancia, delegando en otra persona la lectura de su discurso. Esa impugnación, si se sabe con antelación, se hará antes de la celebración del pleno. Pero si Torrent cuando convoca la sesión parlamentaria no concreta el nombre del candidato (algo que permite el reglamento) ni tampoco la manera en la que intervendrá, el Ejecutivo central se puede encontrar por sorpresa con el expresident hablando a distancia. El grupo parlamentario del PSC ha avisado de que en ese caso abandonaría el hemiciclo.

Fuentes gubernamentales afirman que en ese momento podrían apurar los tiempos y comprimir en pocas horas todos los pasos requeridos para obtener la suspensión de la proclamación de Puigdemont: la petición de un informe al Consejo de Estado sobre la legalidad de la sesión en el Parlament, la reunión del Consejo de Ministros y la presentación del recurso ante el Tribunal Constitucional. Estas fuentes aseguran que la anulación de la investidura podría llegar el mismo día porque se espera que el pleno de la Cámara autonómica sea "largo". De esa manera el nombramiento del 'president' no tendría que publicarse en ninguno de los documentos oficiales ni tampoco se daría lugar a que el rey Felipe VI tuviera que estampar su firma en el decreto de nombramiento.

La "inmoralidad" de Puigdemont

Méndez de Vigo fue preguntado este viernes por la entrevista de Puigdemont en Catalunya Ràdio, en la que el político catalán dijo que es una inmoralidad que no se le respeten sus derechos de diputado. "Una inmoralidad es sustraerse a la acción de la justicia", declaró el ministro. "En el ADN del señor Puigdemont no hay nada que le diferencie de otra persona y todos estamos sometidos a la acción de la justicia y sustraerse a ella es inmoral", añadió.

El debate del estado de la nación

Además del tema catalán, en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, el portavoz también informó de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, hablará con los grupos parlamentarios para acordar una fecha para celebrar el Debate sobre el estado de la nación. Rajoy quiere que tenga lugar antes de la próxima primavera, pero prefiere antes cerrar los Presupuestos Generales del Estado. Ni los diputados de Ciudadanos ni el PNV quieren dar su brazo a torcer y sentarse con el Ejecutivo a negociarlos. Los primeros porque piden la dimisión de Pilar Barreiroimputada en un caso de corrupción, y de paso sacan la bandera de la regeneración ante el PP y los segundos, porque rechazan el acercamiento al Ejecutivo hasta conocer cómo acaba la aplicación del 155 en Catalunya y la investidura del nuevo presidente.