PROVIDENCIA DEL TRIBUNAL SUPREMO

El juez Llarena reclama las conversaciones grabadas de Jové con Oriol Soler

La mano derecha de Junqueras se vió con Puigdemont en Bruselas días antes que con Assange

También solicita el testimonio de la llamada de Carles Viver con la mujer de Jordi Jané

El juez Pablo LLarena Conde.

El juez Pablo LLarena Conde. / JOAN PUIG

3
Se lee en minutos
Europa Press

El juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, ha reclamado al Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona que le remita testimonio de unas conversaciones mantenidas por la mano de derecha de Junqueras, Josep María Jové, con Oriol Soler, el empresario que se reunió con Julian Assange en Londres pocos días después de verse con el huido Carles Puigdemont en Bruselas.

También reclama el testimonio de la llamada telefónica que tuvo lugar entre Carles Viver, considerado uno de los cerebros jurídicos del procés, con Margalida Gil, la esposa del exconsejero de Interior, Jordi Jané.

En la providencia dictada este jueves por el magistrado del alto tribunal, Llarena reclama el contenido de la llamada que tuvo lugar entre el autor de la 'agenda del procés', Josep María Jové con el empresario Oriol Soler el pasado 7 de agosto, así como el auto en el que se acordó la intervención telefónica.

Los detalles de la charla

La citada conversación, de las 9:04 horas, Soler telefonea a Jové para pedirle una cita con el fin de verse muy rápidamente, ya que esa mañana tenía, a las 11:30 horas una reunión con los presidentes de ANC y Ómnium, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart. Le dice que es para tratar de un asunto del que ya habían hablado, pero que necesitaba preguntarle una cosa que necesitaba sabar antes del encuentro con los 'Jordis'. Soler también le dice a Jové que a las 14:00 horas tenía otra reunión con el empresario de la Comunicación Jaume Roures. 

"Precisamente quiero saber de qué va lo tuyo, porque no quiero que andemos vendidos, no quiero que le vayamos poniendo cosas sobre la mesa sin tenerlo un poco controlado", afirma. Finalmente quedan en verse y lo hacen a las 9:30, cuando el empresario vuelve a llamar a Jové para decirle que está ya allí y el secretario de vicepresidencia le dice que baja.

El propio informe de la Guardia Civil precisa que Oriol Soler participó en la campaña "Ara es l'hora" con la que se promovió la consulta ilegal del 9-N y fue codirector de la campaña de Junts pel Sí de las elecciones autónomicas de 2015.

La Benemérita considera, según los indiciones aportados por las conversaciones telefónicas, que "habría colaborado como coordinador e impulsor del proceso de organización del referéndum del 1-O". Además, Soler ha reconocido haberse reunido con Puigdemont en Bruselas, una vez que éste ya había huido de la Justicia española. Dos días después, el 9 de noviembre, se vió con Julian Assange en la embajada de Ecuador en Londres, donde se encuentra refugiado desde 2012.

El consejo de Jané

El juez también reclama al Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona testimonio de la conversación mantenida entre el que fuera miembro del Tribunal Constitucional y considerado cerebro jurídico del 'procés', Carles Viver Pi i Suñer, con Margalida Gil, la mujer del exconsejero de Interior del Gobierno catalán, Jordi Jané.

Esa conversación tuvo lugar el 23 de septiembre del pasado año, tres días después de la 'operación Anubis' de la Guardia Civil en la que resultaron detenidas 17 personas y se realizaron numerosos registros.

Viver le explica a Margalida Gil que le han confiscado el móvil y el ordenador, pero que él lo había "limpiado" porque ya le avisó el marido de ésta, el exconsejero Jordi Jané. Por ello, deducía que los investigadores no iban a encontrar "grandes cosas".

En un momento de la conversación, Carles Viver dice que Jordi Cuixart había dicho que estos días "no entren en la escalada de la provocación y que no debían haber manifestaciones ni nada".

Cuixart, el que organiza

Para la Guardia Civil, queda claro que la "estrategia política" del Gobierno catalán y de todo el movimiento independentista era mantener la calma, tras las manifestaciones que organizaron el día 20 de septiembre con motivo de las actuaciones de la Guarida Civil. Y precisan que de esta conversación se desprende que el propio Viver reconoce "de manera implícita cómo Jordi Cuixart es la persona encargada de organizar los movimientos sociales determinando cuándo se producen las manifestaciones o concentraciones del independentismo catalán y cuándo no".

Noticias relacionadas

En la misma llamada entre Carles Viver y la mujer de Jané, el primero afirma que "lo de los Mossos" podía derivar "en cualquier cosa" después de que "Trapero" hubiera dicho que no aceptaba la coordinación de esta policía autonómica por parte de un cargo nombrado por el Ministerio del Interior.

Finalmente, Viver y Margalida Gil hablan del juez de Instrucción número 13 de Barcelona, el que encargó las detenciones, los registros y la grabación de la llamada que ellos estaban manteniendo. Tras constatar que es el que lleva la causa la mujer de Jané le recuerda que ya le había avisado de que este juez "hace cosas raras".