Ir a contenido

COMISIÓN TERRITORIAL EN EL CONGRESO

Los padres de la Constitución plantean resolver retos sin tocarla

Admiten que se equivocaron con el diseño del Senado y que pecaron de ingenuidad

Urgen a los partidos a que dejen de lamentarse y busquen acuerdos legislativos ya

Iolanda Mármol

Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón ha propuesto hoy rechazar la posibilidad de ir en España hacia un Estado federal como el alemán. / JUAN MANUEL PRATS / EFE VÍDEO

Los padres de la Constitución, que la elaboraron en 1978, abren la puerta a una reforma, pero defienden que buena parte de los problemas actuales se resuelven sin necesidad de tocarla. "Mutación constitucional". "Revolución de las pequeñas cosas". Este miércoles propusieron diversas fórmulas para no adentrarse en la compleja modificación del texto fundamental y, en cambio, dar respuesta a los retos acuciantes de una sociedad que ha trascendido a la que existía cuando ellos lo redactaron.

"Hay alternativas como la mutación constitucional. Mantener los textos cambiándoles el sentido"

Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón

Padre de la Constitución

Miguel Herrero y Rodríguez de MiñónJosé Pedro Pérez Llorca y Miquel Roca ofrecieron este miércoles en la Comisión Territorial del Congreso sus reflexiones sobre cómo ajustar la legislación a los nuevos desafíos. Explicaron los errores e ingenuidades que, admiten, cometieron, como la configuración del Senado, y urgieron a los partidos a abandonar las lamentaciones. Les recordaron que hace cuatro décadas era más complicado todavía llegar a acuerdos y les pidieron que se arremanguen para desarrollar leyes que pueden resolver los graves conflictos que atraviesa España: la financiación autonómica, el modelo territorial o la inoperatividad del Senado. Los conflictos de competencias entre autonomías y el Estado pueden mejorarse sin sacudir la Carta Magna, y hacerlo por debajo, con nueva legislación.

A esa reclamación, Roca añadió una dimensión emocional como llave dorada para abrir los bloqueos más férreos, en lo que sonó como un recado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy: "No hay nada más eficaz en situaciones de crisis que la revolución de las pequeñas cosas. Podríamos operar en el terreno de gestos, acentos, proximidad, reconocimientos, sensibilidades y sentimientos".

Arremangarse ley a ley

¿Es conveniente reformar la Carta Magna? Sí, coincidieron.  ¿Soluciones para el 'mientras tanto'? Reformar ley a ley. Rodríguez de Miñón postuló una "mutación constitucional" como las de Reino UnidoAlemania o Estados Unidos. Recordó que en 1981 y 1992 en España ya se cambiaron los procesos de acceso a las autonomías y se aumentaron sus competencias. A su juicio, hay "expresiones vaporosas" que se podrían precisar si los partidos se esfuerzan en consensuar una nueva interpretación. Pérez Llorca enfatizó la necesidad de que los cambios deben permitir "rehacer un proyecto común".

"El sistema autonómico tiene defectos de diseño. Seamos sinceros: es lujoso"

José Pedro Pérez Llorca

Padre de la Constitución

En lo concreto. Ni Rodríguez de Miñón, ni Pérez Llorca compran la visión de la España federal que propone el PSOE. Porque es más cara,  genera reticencias y por la indefinición del modelo, alegan.

'Mea culpa'

Todos admiten el error que cometieron al pensar el Senado. Proponen que la Conferencia de Presidentes, que solo se reúne a petición del jefe del Ejecutivo, sea permanente. Y rechazan que este órgano deba incluirse en la Constitución.

Financiación autonómica. Tirón de orejas por no actualizar el modelo. Insisten en que este sistema debe ser flexible, adaptado a los cambios en la sociedad, y que tampoco tiene sentido regularlo en la Carta Magna. 

Sobre las diputaciones, pocas ideas. Rodríguez de Miñón cree que hay fórmulas de ahorro en la administración local y provincial pero rechaza la eliminación de municipios pequeños. Prefiere unificar servicios.

"No hay nada más eficaz en tiempos de crisis que la revolución de las pequeñas cosas: gestos, acentos, sensibilidad "

Miquel Roca 

Padre de la Constitución

Los tres ponentes defendieron que los cambios no pueden cruzar las fronteras que traza la Constitución, aunque en sus matices cupieron abismos. Pérez Llorca subrayó que "la independencia sería un fracaso histórico". 

Herrero de Miñón rechazó negociar con quienes se saltan las leyes, aunque el Estado haya cometido equivocaciones. "En el tema autonómico ha habido errores de todo tipo, pero ninguno puede justificar saltarse la Constitución. No se puede negociar el retorno de nadie a la legalidad. Hay que forzar el retorno a la legalidad y después mejorar esa legalidad", defendió.

Para los tres el modelo territorial tiene defectos y puede ser mejorado. "¿Y es necesario para ello reformar la Constitución? Puede ser. No lo sé. En todo caso, la propia Constitución nos da mucho margen todavía para, sin necesidad de reforma, poder acometer cambios en la organización territorial", opinó Roca, quien recordó que "en la Constitución cabe lo que cabe". "¿Y qué cabe?", preguntó el PP. "Lo sabemos todos", enfrió Roca.

0 Comentarios
cargando