Ir a contenido

CORRUPCIÓN

El PP se marcha de la comisión de corrupción de la Asamblea de Madrid

PSOE, Podemos y Ciudadanos cargan contra los de Ossorio por la decisión

El Periódico / Agencias

La presidenta regional Cristina Cifuentes.

La presidenta regional Cristina Cifuentes. / EFE / EMILIO NARANJO

El Grupo Parlamentario Popular ha decidido este lunes abandonar la Comisión de Investigación sobre Corrupción Política de la Asamblea de Madrid por "falta de respeto a la institución" por parte de la oposición en la cámara autonómica. El portavoz conservador, Enrique Ossorio, afirma que la comisión se ha convertido "en un escenario para el trato inquisitorial y el linchamiento político".

Ahora, Ossorio subraya que "los grupos de la oposición se han escudado de manera vergonzante en su inmunidad parlamentaria para insultar a un grupo y a un partido que representa a la mayoría de los madrileños, manifestaciones, que realizadas fuera de la Asamblea generarían una querella por injurias y calumnias".

La decisión del PP se adopta después de una intervención de la portavoz de Podemos, María Espinosa, en la última sesión con el presidente de ADIF, Juan Bravo, con quien tuvo un rifirrafe. 

Críticas a Podemos y la presidenta de C's

Los populares han señalado directamente a Podemos y han criticado la permisividad de la presidenta de comisión (C's) Dolores González Pastor: "No ha hecho lo que tenía que hacer para proteger a los comparecientes y, ante esa actitud de Podemos, yo creo que los otros grupos tendrían que haber reaccionado para evitarlo", en su opinión.

"Durante estos años hemos trabajado sin poner pegas, lo único que hemos pedido es que esto no fuera una causa general contra el Partido Popular. No nos hemos opuesto a que se pidiera información al Gobierno y se ha mentido cuando se ha dicho que el Gobierno no ha facilitado información", insistió el popular.

Otro de los motivos que ha invocado el PP para abandonar ha sido la duración de los trabajos: creada en julio de 2015 y activa desde octubre, la comisión se prorrogó hasta diciembre de 2018, algo que disgusta a los conservadores. Según su tesis, esto es "un fraude de ley", ya que una comisión no permanente no puede durar la legislatura, al ser temporales y para "un tiempo determinado". 

Unanimidad en la oposición

Todos los partidos de la oposición parlamentaria madrileña cargaron con dureza contra el PP tras el anuncio de Ossorio.

Desde los socialistas, Ángel Gabilondo (PSOE) tachó de "error" la decisión, e insistió en que en la comisión se dirimen solo responsabilidades políticas y en que ellos no han insultado "nunca". Lorena Ruiz-Huerta (Podemos) opina que el movimiento del PP "demuestra que solo respeta a las instituciones democráticas cuando puede sacar provecho de ellas". En su opinión, el partido abandona este órgano porque "se le viene encima un rosario de imputaciones".

Ignacio Aguado (C's) también afeó que su socio de gobierno prefiera "huir" en lugar de "hacer frente a la corrupción y asumir responsabilidades". "Abandonan y la realidad es esta: no son, ni han sido, incapaces de cerrarla. Como no han podido cerrar esa comisión, a pesar de haberlo intentado, han decidido abandonarla", argumenta.