Ir a contenido

El PP presiona a C's para desbancar al independentismo del Govern

Los conservadores afean a los naranjas que no intenten forjar un gobierno constitucionalista

Júlia Regué

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, junto al presidente del PP en el Senado, José Manuel Barreiro.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, junto al presidente del PP en el Senado, José Manuel Barreiro. / David Castro

Después de acusarles de instigar el debacle de su partido en las elecciones del 21-D, el PP se recupera de la derrota molesto por la inacción de Ciutadans después de alzarse victorioso en los comicios catalanes. Los conservadores les reprochan a los naranjas que no hayan intentado formar un gobierno constitucionalista y les acusan de haber "tirado la toalla" pese a haber ganado en votos y en escaños en las urnas. Al fin y al cabo, les recriminan que su único frente sea conseguir la presidencia del Parlament y no la de la Generalitat.

Pero Ciutadans prefiere no arriesgar, a sabiendas de que la de Inés Arrimadas sería una investidura fallida aunque lograsen el controvertido apoyo de los 'comuns' (con ellos alcanzarían 65 escaños, aún le faltarían 3 para obtener la mayoría). Por eso, no han iniciado ninguna ronda de contactos con sus potenciales socios, algo que remueve al PP.

Dudas sobre la mayoría independentista

Este martes los dardos los han lanzado el portavoz del partido en el Senado, José Manuel Barreiro, y el presidente del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández. El primero les ha instado a "mover ficha" y a "asumir sus responsabilidades" fruto de los resultados electorales ya que considera que tienen la "obligación" de formar gobierno. "No se puede tener un discurso y luego actuar de forma diferente", les ha afeado en una entrevista en RNE.

Barreiro duda de que los independentistas lleguen a un acuerdo para crear un nuevo Ejecutivo, ha argumentado que "no hay certeza" de esto pese a su mayoría en suma de escaños, y ha pedido a los naranjas que "no agoten ninguna posibilidad" porque se podría abocar a los catalanes a una repetición de elecciones, algo que descarta como "alternativa más favorable para conseguir la normalidad".

Por otra parte, Fernández les ha advertido en rueda de prensa de que "no pueden renunciar a nada" y ha asegurado, al igual que Barreiro, que ve divergencias importantes entre los independentistas para llegar a un pacto, hecho que dibujaría una ventana de oportunidad que cree que deberían aprovechar los constitucionalistas.

El coordinador general del PPFernando Martínez Maíllo, ya llamó a Ciutadans a "creerse que han ganado las elecciones" y les exigió que intentasen forjar una mayoría con posibilidades de desplazar a las independentistas del mando del Ejecutivo.

"Suman lo que suman"

Pero pese a las insistencias, la formación naranja se escuda en que el PP y el PSC "no suman". El número tres de Ciutadans, José María Espejo-Saavedra, ha señalado en una entrevista en 'El Español' que las responsabilidades deben buscarse "en aquellos que no han sabido transmitir el valor de la ley y se han quedado con cuatro diputados". Además, ha hurgado en la derrota electoral de los populares, y ha sentenciado que le parece "bastante significativo" que "en una comunidad en la que se lucha por la Constitución, el partido que gobierna España se haya quedado en el grupo mixto". 

El portavoz de Ciutadans en la anterior legislatura, Carlos Carrizosa, ha optado por esquivar las acusaciones en una entrevista en 'La Sexta' y ha zanjado que su formación "no ha tirado la toalla" y que podría formar gobierno si los independentistas "fracasan" en sus negociaciones. "Es un esperar y ver", ha rematado, y ha parafraseado lo dicho por el secretario general de la formación, José Manuel Villegas, quien insistió en que "no renuncian a nada" pero dejó claro que "hay que formar gobierno con fuerzas constitucionalistas que suman lo que suman".

0 Comentarios
cargando