Ir a contenido

DIPUTACIÓN PERMANENTE

El Parlament recurre el artículo 155 ante el Tribunal Constitucional

Junts pel Sí y los 'comuns' apoyan la medida, con la abstención de la CUP

Ciutadans, PSC y PP rechazan el recurso pero se felicitan porque se invoque al Constitucional

Fidel Masreal

Junts pel Sí y comuns apoyan el recurso al artículo 155, este miércoles en el Parlament. / ROBERT RAMOS

Junts pel Sí y comuns apoyan el recurso al artículo 155, este miércoles en el Parlament.
Ciutadans, PSC y PP rechazan el recurso contra el 155.

/

La Diputación Permanente del Parlament, con el apoyo de Junts pel Sí y los 'comuns' y la abstención de la CUP, ha acordado llevar al Tribunal Constitucional (TC) la aplicación del artículo 155 de la Constitución, con la oposición de los partidos constitucionalistas. El bloque partidario de apelar al TC ha argumentado que el 155 vulnera el autogobierno, el Estatut y la Constitución, mientras que Ciutadans, PSC y PP replican que quien vulneró la legalidad fue el Parlament y el Govern y que la decisión del Gobierno del PP, avalada por el Senado, responde a esa actuación de las instituciones catalanas. Las elecciones del pasado día 21 no han alterado el tono del debate, marcado de nuevo por el enfrentamiento entre bloques sin permeabilidad entre ambos, y la posición algo más equidistante de Catalunya Sí que es Pot.

Lluís Corominas, de Junts pel Sí -la sesión de este miércoles todavía mantiene la composición de la legislatura pasada-, ha argumentado que "la vicepresidenta del Gobierno incorporó la parte política del asunto cuando dijo que habían 'descabezado' al PDECat y a ERC'". "La conjura ha sido la del Gobierno del Estado para usar los organismos del Estado para anular la autonomía de Catalunya y encarcelar las ideas en Catalunya. Denunciamos esta actuación política teóricamente en un marco jurídico", ha añadido. Corominas ha anunciado que se usará la vía del TC y si es preciso la vía europea contra el 155. Asimismo, ha citado el informe del Consell de Garanties Estatutàries que -si bien ha visto bien la aplicación del 155 para la convocatoria de elecciones por ser el mecanismo "menos lesivo"- que critica la decisión de usar el 155 para el cese del 'president' y del Govern.

Abstención de la CUP

Gabriela Serra, de la CUP, ha recordado que su partido no reconoce al TC ninguna comptencia ni autoridad -por ello ha argumentado su abstención- y ha hablado del 155 en términos de golpe de Estado.

Y en una posición más templada, desde Catalunya Sí que es Pot, Marta Ribas ha recordado su posición resumida en: "ni DUI ni 155". Y ha subrayado que Unidos Podemos y En Comú Podem ha presentado recurso al TC contra el 155 para "revertir lo antes posible esta anormalidad política, recuperar el autogobierno y para aclarar los límites democráticos del 155 y sentar jurisprudencia"..

Ciutadans saca pecho por sus resultados

Carlos Carrizosa, de Ciutadans, ha aprovechado la sesión no sólo para defender el 155 (porque la democracia había sido "secuestrada" en Catalunya por la mayoría independentista) sino para hacer proselitismo de la victoria electoral de su partido y reclamando a los independentistas que no vuelvan a desafiar a la legalidad en la nueva legislatura.

Mucho menos contundente, y en un discurso leídio, el líder del PSC, Miquel Iceta, también ha rechazado recurrir contra el 155 por la vulneración del marco legal por parte del Parlament y el Govern: "Vistos los antecedentes de continua violación de la legalidad estatutaria y constitucional por parte de la mayoría parlamentaria y del Govern, cóomo se podía haber parado de otro modo un proceso político que, aparte de querer liquidar el estado de derecho, dividió a nuestra sociedad, debilitó la economía y afectó al prestigio" de las instituciones. Iceta, como Carrizosa, ha reclamado al futuro Govern que evite la tentación de la unilateralidad.

Y el popular Alejandro Fernández ha afirmado que el dictamen que hizo el Consell de Garanties Estatutàries sobre la aplicación del 155 "dice que todo es legal excepto la destitución del Govern" por ser "una medida desproporcionada". Fernández ha tenido una intervención también templada pidiendo, para la nueva legislatura "reconocernos los unos a los otros no como enemigos de la comunidad sino simplemente como discrepantes en democracia, no ha pasado en los últimos años y deberíamos ser capaces de conseguirlo".

La interposición del recurso al TC ha salido así adelante con 11 votos a favor, (Junts pel Sí y Catalunya Sí que es Pot), 7 en contra (Ciutadans, PSC y PP)  y la abstención de Gabriela Serra, de la CUP.