Ir a contenido

Ingresa en Soto del Real el etarra Iñigo Gulina, extraditado por Alemania tras ser detenido con Mikel Barrios

Fue arrestado el pasado 27 de octubre en Berlín

Europa Press

Fachada de la cárcel de Soto del Real (Madrid).

Fachada de la cárcel de Soto del Real (Madrid). / JOSÉ LUIS ROCA

El miembro de ETA Iñigo Gulina Tirapu, natural de Burlada (Navarra), ha ingresado en la cárcel de Soto del Real tras ser extraditado por Alemania, en cuya capital, Berlín, fue detenido el pasado mes de octubre junto al también miembro de ETA Mikel Barrios.

Según ha informado el colectivo de familiares y allegados de los reclusos de la banda, Etxerat, el pasado 24 de diciembre Gulina fue trasladado al centro penitenciario madrileño.

Gulina Tirapu, de 37 años, fue arrestado el 27 de octubre en Berlín en la 'operación Éxodus' contra las estructuras clandestinas de ETA, desarrollada de forma conjunta por la Guardia Civil, la Bundeskriminalamt -BKA- y la Policía del Estado berlinés. En esos momentos, se encontraba en compañía de Mikel Barrios, de 29 años y natural de Pamplona, ambos buscados por las Fuerzas de Seguridad del Estado (FSE) por ataques de 'kale borroka'.

Barrios había sido incluido en la lista de los miembros de ETA más buscados al considerarle el máximo responsable de las estructuras que aún le quedaban a la banda en Francia. A ambos detenidos se les seguía la pista por acciones contra bancos y otras instalaciones cometidas antes de 2007.

Mikel Otegi

Etxerat también ha informado de que el preso de ETA Mikel Otegi ha sido trasladado de la prisión de Ocaña a Valdemoro, ambas en Madrid, y denuncia que, de esta forma, se encuentra a 424 kilómetros de su lugar de origen. Por ello, reclama el fin de la dispersión.

Otegi fue condenado por la Audiencia Nacional a 34 años de cárcel por el asesinato en 1995 de los ertzainas Iñaki Mendiluze y José Luis González en la localidad guipuzcoana de Itsasondo (Guipúzcoa) por disparos de escopeta.