12 ago 2020

Ir a contenido

Elecciones 21-D

El bloque del 'no' gana en 10 de las 15 mayores ciudades catalanas

Los independentistas se imponen en todas las capitales de provincia, excepto Tarragona

Ciudadanos, PSC y PP concentran mayoritariamente su apoyo en el cinturón urbano de Barcelona

Gabriel Ubieto

Comparecencia de Albert Rivera e Inés Arrimadas para analizar los resultados electorales.

Comparecencia de Albert Rivera e Inés Arrimadas para analizar los resultados electorales. / JOAN CORTADELLAS

Los partidos del llamado bloque constitucionalista fueron los más votados en las elecciones autonómicas de este jueves en 10 de las 15 ciudades más pobladas de Catalunya, que aglutinan a 3.548.891 habitantes, según datos del padrón del 2016. CiutadansPSC y el PPC registraron juntos más apoyos que Junts per CatalunyaERC y la CUP en esaslocalidades, y en siete de ellas (Badalona, CornellàL'HospitaletManresaSant BoiSanta Coloma y Tarragona) obtuvieron mayoría absoluta de votos.

No obstante, las candidaturas partidarias de la independencia se impusieron al bloque del 'no' en todas las capitales de provincia, excepto en Tarragona. Un dato representativo del resultado superior de la lista de Carles Puigdemont sobre la de Oriol Junqueras es que únicamente los republicanos han obtenido más votos que JxCat en la ciudad de BarcelonaTambién ganó la suma independentista en Sant Cugat, otra de las ciudades más pobladas, gracias al peso de JxCat. 

Paralelamente, en las ciudades de Sabadell y Terrassa se produce un escenario proreferéndum. Es decir, a pesar de que las fuerzas contrarias a la independencia obtuvieron más votos que las que están a favor, si contamos los de las fuerzas partidarias de un referéndum para decidir el encaje de Catalunya dentro o no de España -dicho cálculo incluiría a Catalunya en Comú-Podem-, estos son mayoría.

Ciudadanos, urbanita y del cinturón metropolitano

Los números revelan cómo la candidatura de Inés Arrimadas concentra su fuerza en los grandes núcleos urbanos, obteniendo en las 15 ciudades más pobladas de Catalunya el 50,1% de sus 1.102.099 votos. Una cifra superior a la de las dos principales candidaturas proindependencia, JxCat y Esquerra. La candidatura de Puigdemont 'solo' consigue un 37,1% de sus votos en estas grandes urbes, más de 10 puntos por debajo de la ratio de la formación naranja. ERC muestra cifras algo mejores, con un 42,4% del voto, destacando más los secesionistas en poblaciones pequeñas.

El cinturón metropolitano de Barcelona es otra de las bazas del partido de Arrimadas, ya que de ahí le llegan el 47,3% de sus votos. Y, por ende, del bloque constitucionalista en su conjunto, que obtiene la mayoría de los votos en 22 de los 36 municipios que lo conforman.

Los independentistas presentan resultados especialmente adversos en zonas como la históricamente industrial del Besòs. En Sant Adrià no llegan a un tercio de los votos y se quedan en un 27,1%, así como en Santa Coloma, con un 21,3% de los votos. En Badalona, que también es la tercera ciudad más poblada de Catalunya, los resultados son algo mejores, pero apenas superan el 30%, al registrar un 32,7%.  

Barcelona, un territorio en disputa

La primacía de las fuerzas constitucionalistas se diluye en la capital catalana, produciéndose un empate en los diez distritos entre los que tienen mayoría independentista y aquellos en los que ganan las fuerzas del 'no' a la secesión. El independentismo se impone sobre todo, en el lado Llobregat, ganando en Sants-MontjuïcLes CortsCiutat Vella, l'Eixample y Gràcia

C's, PSC y PP hacen lo propio en otros cinco distritos, más concentrados en el lado BesòsHorta-GuinardóSant AndreuSant MartíSarrià-Sant Gervasi y Nou Barris. Con especial contundencia en este último distrito, donde estos tres partidos obtienen el 57,1% de los votos, la mayoría del partido naranja (31,2% del total) o del PSC (19,2% del total).

No obstante este equilibrio, la vía del referéndum obtiene un respaldo claramente mayoritario entre los electores de la capital catalana. Si sumamos los votos de Catalunya En Comú-Podem a los de las opciones secesionistas de JxCat, ERC y la CUP, en todos los distritos de la capital catalana los votantes apoyan una formación que querría elegir el futuro encaje de Catalunya con España a través de una votación explícita. En todos, excepto en Nou Barris, debido principalmente a la  debilidad del independentismo (30,2%).