Ir a contenido

CAMAPAÑA ELECTORAL

Rajoy alerta de que "jugar a dividir" es retornar a un pasado "felizmente superado"

Albiol advierte de que un "gustazo de cinco minutos al votar" puede "lamentarse durante cuatro años"

Júlia Regué

Mariano Rajoy este martes en un mitin en Girona.

Mariano Rajoy este martes en un mitin en Girona.

Mariano Rajoy ambicionaba visitar todas las provincias catalanas en esta campaña electoral. Más teniendo en cuenta que en TarragonaGirona y Lleida los populares se juegan un escaño que, de perderlo, sus votantes quedarían huérfanos de representación parlamentaria en estos territorios. De ahí su cambio de planes. Inicialmente sólo preveía viajar a Catalunya en tres ocasiones, y finalmente ha destinado cinco días de su agenda a arropar al candidato Xavier García Albiol.

En un almuerzo-mitin celebrado este martes en un hotel de Girona, el presidente del Gobierno ha advertido a los independentistas de que "jugar a dividir y separar es, lisa y llanamente, emprender el camino hacia un pasado que creíamos felizmente superado". Así, ha alertado de que no puede repetirse un Govern como el liderado por Carles Puigdemont, contra el que ha cargado por "presionar a periodistas y jueces que no piensen como ellos".

La receta para la reconciliación de Rajoy pasa por remontar la economía catalana mediante el freno a la fuga de empresas y el restablecimiento de la "seguridad" y la "certidumbre". "Lo que aquí se ha ofrecido es exactamente lo contrario", ha espetado, y ha señalado que "si no se quita esto de en medio", en alusión a los partidos independentistas, "la economía no volverá a crecer". Para ello, ha pedido un "último arreón" a sus fieles simpatizantes para convencer a los votantes indecisos de que apoyen su opción política como garantía de "valor seguro".

Del "gustazo" al "lamento"

El candidato del PPC ha aprovechado su presencia en la ciudad para presumir de las infraestructuras de alta velocidad que unen las cuatro provincias catalanas, y ha criticado que Puigdemont y Junqueras estén "lamentándose todo el día" por la "falta de inversiones y de atención del Gobierno". "Estas demandas son absolutamente falsas", ha asegurado, y ha reivindicado al PP como el que "cree en esta tierra".

"Ya está bien de escuchar a los independentistas quejándose todo el día", ha rematado. Argumento que Rajoy ha usado para denunciar que Puigdemont dejó vacía su silla en la Conferencia de Presidentes "renegándose" a participar en la mesa en la que se debate sobre "financiación autonómica". "Dijo referéndum sí o sí e independencia sí. Yo le digo: independencia no, porque lo dice la Constitución", ha enfatizado. 

Albiol ha insistido en que mientras Mariano Rajoy presida el Gobierno "no se va a permitir que un señor en tres meses pretenda liquidar España" por "mal que le pese". Y ha encendido de nuevo la alarma ante una posible fuga de votos azules a Ciutadans que beneficie a la CUP o a ERC, debido a la Ley D'Hont: "No sea que por darnos un gustazo de cinco minutos al votar lo estemos lamentando durante cuatro años", ha advertido.

El presidente del Gobierno ha paseado esta mañana por Figueres (Girona), donde ha sido abucheado por algunos vecinos al salir del Museo del Juguete, y cerrará esta tarde la campaña electoral junto al candidato en una cena con militantes en la ciudad de Barcelona.