Ir a contenido

El complejo final de legislatura de los gobiernos del cambio

Podem advierte que exigirá hasta el final a sus socios del Botànic

Anuncia que aprobará los próximos presupuestos de la Generalitat Valenciana tras las enmiendas

Instan a sus socios a no ser un mero freno al PP sino a marcar un nuevo rumbo en la Comunitat

Nacho Herrero

Antonio Estañ, secretario general de Podem, anuncia el voto favorable a los presupuestos de 2018

Antonio Estañ, secretario general de Podem, anuncia el voto favorable a los presupuestos de 2018 / Miguel Lorenzo

Tras un mes de duras negociaciones en los que ha logrado varias concesiones del Consell que forman el PSPV y Compromís y con los ecos de la crisis del gobierno municipal en MadridPodem anunció este martes que finalmente apoyará los presupuestos de la Generalitat Valenciana y la ley de acompañamiento. Pero Antonio Estañ, síndic de la formación y su secretario general, advirtió que de aquí al final de la legislatura mantendrán un perfil reivindicativo que tensará las consturas del 'Pacte del Botànic'

"Un balance general nos hace estar moderadamente satisfechos porque se ha avanzado en cuestiones importantes y fundamentales para avanzar en las medidas de transformación del 'Botànic' pero también hay cierta preocupación por las medidas pendientes", ha destacado. Además, ha anunciado que pedirán establecer mecanismos de control para asegurar el cumplimiento efectivo del presupuesto.

Entre las cuestiones que no han logrado que acepte el Consell destaca especialmente la 'tasa turística', que ha tenido un firme rechazo de la patronal y por la que ha anunciado que seguirán peleando. De hecho el diputado David Torres ha augurado que la Comunitat contará pronto con una "o porque el Consell es valiente y la pone en marcha o porque la pone Montoro" y criticó que prefieran "que nos las impongan desde Madrid".

Pero no será la única batalla que darán porque Estañ ha asegurado que ve a sus socios algo timoratos ante la cita electoral de 2019. "Conforme nos vamos acercando al final de la legislatura la capacidad de atreverse del Consell está siendo menor y tendremos que hacer nuestro papel de estirar esta acción y poner por delante de los intereses particulares los generales y estas políticas", deslizó.

Para Estañ, este periodo negociador, "ha puesto de manifiesto dos formas de entender el Botànic, una más centrada en tener estabilidad a cualquier precio, incluso con ciertas renuncias políticas, y otra que exige aprovechar esta oportunidad para poner en marcha medidas de transformación del modelo". El dirigente morado cree que sus socios deben decidir "si el Botànic es sólo un freno de mano ante el modelo del PP o un cambio de dirección".

Más allá de los presupuestos de 2019, que políticamente son menos relevantes pues habrá nuevas elecciones en primavera, los tres partidos que lograron desalojar al PP tienen pendientes de sacar adelante aún numerosas leyes, por lo que se auguran meses de complicadas negociaciones.

0 Comentarios
cargando