Ir a contenido

MITIN EN L'HOSPITALET

Ciutadans apela al "hambre de cambio y de acabar con el 'procés'"

Los naranjas reúnen a 4.000 personas en el acto más multitudinario de su historia en Catalunya

Rafa Julve

Lluvia de confeti al finalizar el acto central de Campaña de Ciudadanos. / ALVARO MONGE

Lluvia de confeti al finalizar el acto central de Campaña de Ciudadanos.
Lluvia de confeti al finalizar el acto central de Campaña de Ciudadanos.
Inés Arrimadas, en el acto central de campaña de Ciutadans.

/

El acto más multitudinario de Ciutadans en Catalunya en sus 11 años de historia. Unas 4.000 personas se han congregado este domingo en el pabellón número 2 de Fira de Barcelona, en L’Hospitalet de Llobregat, para aupar a Inés Arrimadas en su carrera a la presidencia de la Generalitat. El partido ha organizado el mitin central de campaña como si de una fiesta se tratase. Todo, con el objetivo de alentar la "ilusión y la esperanza" de "dejar el 'procés' y empezar una etapa de 'progrés'", en palabras de la candidata. "Porque si gobernamos, van a cambiar más cosas en cuatro años que en 40 años de nacionalismo", ha manifestado el líder del partido, Albert Rivera.

En lugar de "volver a Cádiz", como le espetó la expresidenta del Parlament Núria de Gispert, la candidata naranja se ha traído a Catalunya un grupo gaditano de chirigotas para responderle con toda la retranca, a ella y a todo el independentismo, que tiene toda la intención de quedarse, y de gobernar. Veinticinco minutos de actuación de la chirigota de El Selu, con una última canción dedicada a Jordi Pujol, Marta Ferrusola y sus fondos en Andorra, han dado paso a la cabeza de cartel, que ha proclamado: "Hay hambre de cambio, hambre de que dejen de mentirnos, hambre de acabar con el 'procés'". "Monotema, matraca, pesadilla, locura..." son otros apelativos que suelen dedicar los naranjas a los cinco años de pulso soberanista.

"Al alcance de la mano"

"Tenemos la victoria al alcance de la mano. Hay que salir a votar", ha espoleado Arrimadas a los asistentes, decenas de ellos llegados en una veintena de autobuses de distintos puntos de Catalunya, además de cuatro autocares procedentes de la Comunitat ValencianaAragón y Andalucía. "A otros se les está haciendo larga la campaña, nosotros cada día vamos a más", aseguraba un alto cargo de Ciutadans. Su partido es de todos el que tiene la fidelidad de voto más alta. La gran mayoría (más del 70%) de quienes apostaron por los naranjas en las autonómicas del 2015 tienen previsto repetir la papeleta. Y a ellos quiere agregar la candidatura de Arrimadas tanto a antiguos votantes del PPC -lo que a tenor de las encuestas está consiguiendo, capitalizando la aplicación del artículo 155 mucho mejor que los populares para disgusto de Xavier García Albiol- como del PSC, a quien se le sigue recordando la propuesta (después aparcada) de Miquel Iceta de indultar a los dirigentes independentistas que fueran condenados. 

"Este partido, lo vamos a ganar", ha coreado el público varias veces. "Vamos a ser el primer partido que venza a los nacionalistas en Catalunya", ha manifestado Arrimadas desde la plataforma central. "Que viva España", se han lanzado a cantar de forma espontánea los asistentes durante unos segundos. "Visca Catalunya", han gritado algunos a continuación. "Presidenta, presidenta, presidenta"...

Todo ello se ha producido mientras se preparaba la siguiente actuación de la jornada, un espectáculo de acrobacias que ha dado paso a la intervención de Rivera. "Nos va a venir de muy pocos votos ganarle las elecciones a ERC", ha advertido el líder del partido, que ha pedido que se concentren las papeletas contrarias a la independencia en su formación y ha vuelto a hacer un llamamiento a la movilización. Entre los asistentes, el futbolista Albert Luque y el exdiputado de CiU y marido de Arrimadas, Xavier Cima

Perder el miedo

"Sí se puede", ha rematado Rivera quedándose con el lema de sus antagonistas de Podemos, inspirado a su vez en el 'Yes we can' de Barack Obama, mucho más del agrado de los liberales. "Sí se puede, sí se puede", le ha seguido el público. El dirigente naranja ha resaltado además que si de algo ha servido el 'procés' estos años ha sido para que mucha gente haya perdido el miedo a exhibir el orgullo de sentirse español y catalán en Catalunya. Asimismo, en la línea de Arrimadas, ha aireado el temor a que el voto a los socialistas sirva para reeditar tripartitos con ERC y los 'comuns' y por eso ha pedido a quienes quieran un pacto seguro entre el PSC y Ciutadans que se decanten por su partido el 21-D.

0 Comentarios
cargando