26 feb 2020

Ir a contenido

CAMINO DE LAS URNAS

Carles Riera (CUP): "No negociaremos las condiciones de la rendición"

El candidato defiende el Poblenou, "barrio anticapitalista", como ejemplo de la república catalana

"Los 'comuns' mienten porque quieren apuntalar al Estado en Catalunya", sostiene el aspirante

Beatriz Pérez

Carles Riera, rodeado de otros representantes de la CUP, en un mitin en Barcelona.

Carles Riera, rodeado de otros representantes de la CUP, en un mitin en Barcelona. / EFE / JUAN CARLOS CÁRDENAS

El Poblenou, antiguo 'Manchester catalán', fue en el siglo XIX símbolo de la industrialización de la ciudad. Es también el barrio donde vive el cabeza de lista de la CUP, Carles Riera. Y es el lugar elegido por los anticapitalistas para celebrar este sábado su mitin de campaña. "Quisiera que este acto rindiera homenaje a los millares de hombres y mujeres que desde las fábricas levantaron este país", ha arrancado Riera desde el local de la productora Nasty Garage.

La izquierda independentista ha puesto al Poblenou como ejemplo de la república que se propone construir. "Este es un barrio anticapitalista, que resiste a la especulación y al turismo de masas, que sigue defendiendo, de pie, la lucha de la clase popular y trabajadora", ha sostenido Riera.

Con una urna del referéndum bien visible a un lado del escenario ("mantener el mandato del 1-O" es prioridad para la CUP), el cabeza de lista ha incidido, como lleva haciendo a lo largo de esta campaña, en la unilateralidad. Las advertencias a JxCat y ERC, que no se cierran al diálogo con el Estado, son continuadas. "Si lo que quieren es negociar la recuperación de las competencias de Catalunya, las condiciones de la rendición, que sepan que nos tendrán en la oposición".

"Ya está bien de hacer demagogia"

En la última semana el tono de la CUP se ha endurecido considerablemente con los 'comuns', a quienes acusa de "tomar el pelo a las clases populares". "Ya está bien de hacer demagogia: saben perfectamente que los derechos de la dignidad [como la CUP denomina a las políticas sociales que propone] son imposibles en el marco del Estatut y la Constitución. Mienten porque quieren mantener el régimen del 78 y apuntalar al Estado en Catalunya", ha criticado Riera.

Para los anticapitalistas la desobediencia al Estado (al que califican de "neofascista, despótico y autoritario") es una condición indispensable para lograr sus objetivos. "Un referéndum pactado es una quimera", ha añadido el cabeza de lista, quien ha explicado que "hacer república" es construir un "país nuevo al servicio de las clases populares". 

Por eso ha defendido expropiar los pisos de los bancos y ponerlos al servicio de un parque de vivienda y una banca pública. "La banca pública nos permitirá decir 'adéu' a La Caixa y al Banc Sabadell. Si se quieren ir, que se vayan, que aquí no los necesitamos".

"Iglesias se ha desconectado de la lucha popular"

También ha tenido duras críticas para el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, de quien ha dicho que "se ha desconectado de la lucha popular y revolucionaria", por afirmar que Catalunya debe volver a gritar "libertad, amnistía, estatuto de autonomía".

En el mitin ha estado también presente la exdiputada Eulàlia Reguant, quien ha empezado su intervención recordando a los "presos políticos". "Por muchas prisiones que haya, seguiremos, aunque sea en un idioma proscrito, que es lo que intentan".

Reguant, además, ha calificado el referéndum como una "cita clave al servicio de la gente y no de los partidos". También ha asegurado que la "revolución democrática del pueblo de Catalunya tiene a este régimen contra las cuerdas". Y ha acusado al PSC de "hacerse acompañar de fascistas" (en referencia a los miembros de Societat Civil Catalana que incluye en su lista) y a Ciutadans de ser la "representación institucional de la extrema derecha".

"Liquidar y desinfectar"

También respondió directamente al exministro socialista Josep Borrell y a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, al proclamar: "Decapitar, descabezar, liquidar y desinfectar. Este es el programa político que hemos escuchado las últimas horas de los golpistas del 155".

Por su parte, Maria Rovira, regidora de la CUP en el Ayuntamiento de Barcelona, ha llamado a la "autoorganización popular" y el "empoderamiento colectivo" para "combatir a uno de los estados más autoritarios y herederos del facismo de los últimos tiempos".

Violencia machista

"A partir del día 22 materializaremos la república y pondremos en el centro la vida de las personas. Queremos la república porque estamos hartos de reclamar vidas que merezcan la vida ser vividas", ha dicho y además ha reivindicado que la república sea feminista. "La violencia machista es la principal causa de muerte de mujeres entre 15 y 44 años. Por ellas también debemos construir esta república. Reivindicamos el derecho a nuestro propio cuerpo. Queremos follar cuando nos dé la gana". También ha lanzado pullas a los 'comuns' y ha clamado: "Ningún voto a quien no nos quiere soberanos".

Para la candidatura anticapitalista las elecciones del 21-D "van de república o de recortes". "La vida no es posible en el marco del autonomismo y la soberanía no es posible en el marco del capitalismo", ha argumentado Rovira. Y, sin hacer mención explícita a ERC y JxCat, sí les ha lanzado un último mensaje conciliador: "Quedan cuatro días para hablar con absolutamente todo el mundo".