Ir a contenido

investigación sobre las estructuras del Estado

Puigdemont quería una Hacienda inspirada en la de Andorra

Para crear la base de datos de los contribuyentes se querían utilizar 162 fuentes de información

J. G. Albalat

Puigdemont, en una rueda de prensa por videoconferencia desde Bruselas.

Puigdemont, en una rueda de prensa por videoconferencia desde Bruselas. / BLANCA BLAY (ACN)

El Gobierno de Carles Puigdemont estaba trabajando en la creación de una Hacienda propia. La agenda intervenida al que fuera secretario general de la Conselleria d'Economia Josep Maria Jové ofrece detalles sobre los pasos que iban a seguir para su creación y el modelo que se prentedía implantar. De una anotación del 22 de marzo del 2016 se infiere que la intención era fijarse en la Hacienda de Andorra.

Para crear la base de datos de los contribuyentes querían utilizar 162 fuentes de información, las relativas a la actividad, los censos de bienes inmuebles, vehículos y entidades financieras. Los arquitectos del 'procés' también planearon un Banco Central, una de las estructuras "pactadas sin publicidad por prudencia", según un informe de la Guardia Civil. 

Esta documentación figura en la causa que está instruyendo el Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona contra exaltos cargos de la Generalitat por la organización del referéndum unilateral del 1-0 y la creación de las "estructuras de Estado". La agenda de Jové fue hallada en su domicilio el 20 de septiembre, cuando se produjeron 40 registros y 14 detenciones. 

El informe de la Guardia Civil sobre esta agenda destaca que el cesado Ejecutivo catalán contemplaba dos fases para desarrollar la Hacienda propia: la vía autonómica y la fase de Estado. Para ello, habían preparado un desarrollo normativo con cuatro leyes, las dos primeras, por la vía autonómica, y las dos segundas, "fuera de la Constitución", según los agentes.

Las primeras leyes eran sobre el Código Tributario, que incluía una oficina del contribuyente,  y con las segundas se pretendía sacar adelante el sistema de Aduanas, el Catastro y la regulación de los tributos, competencia exclusiva del Estado.

Conexión alemana

Para el desarrollo informático de la Hacienda catalana se contaba con T-Systems, una filial de Deutsche Telekom, participada por el Gobierno de Alemania. "Trabajamos a través de la embajada porque el 50% del capital es del Gobierno alemán", escribió Jové. En ese apunte, explica que están trabajando la "Hacienda andorrana", dando a entender que querían inspirarse en ese modelo.

Andorra ha ido adaptando su sistema fiscal a la normativa de la Unión Europea (UE), con incentivos para captar más inversiones y para salir de la lista de paraísos fiscales. Creó primero impuestos indirectos y después uno directo sobre la renta de las personas físicas (2015), con el añadido de la firma de convenios con otros países, como España. El tipo general es del 10% y con muchas deducciones, que convierten al sistema tributario de Andorra en uno de los más competitivos de su entorno. 

0 Comentarios
cargando