Ir a contenido

MITIN EN LLEIDA

Rajoy se jacta de haber "evitado el disparate" con el 155

Albiol reprocha a Iceta que contemple indultos si los miembros del Govern cesado son condenados

Júlia Regué

Acto del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la Llotja de Lleida.

Acto del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la Llotja de Lleida. / TAREK

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, volvió este viernes a Catalunya, ahora ya de pleno en la campaña electoral, para arropar al candidato de los populares, Xavier García Albiol, y vanagloriarse de haber sido el brazo ejecutor del 155, lo que según él "permitió evitar el disparate". "Hay muchos que hablan y hacen análisis pero las decisiones difíciles siempre las tenemos que tomar otros y lo hacemos cumpliendo con nuestra obligación y a mucha honra", reivindicó, erigiendo al PP como un partido de gobierno frente a Ciutadans, a quienes afean no haber gestionado ninguna administración.

En una comida-mitin en la Llotja de Lleida, provincia en la que se juegan perder su único escaño según las encuestas, Rajoy mantuvo que las maniobras de su Ejecutivo han "parado en seco, con la ley en la mano, el intento de unos gobernantes de romper con todo" y que el uso de la Constitución ha garantizado la "vuelta a la legalidad". Ante fieles militantes, defendió que desde que el Consejo de Ministros toma las decisiones que competen a la administración catalana todo marcha con "tranquilidad y normalidad".

El presidente del Gobierno aseguró que el voto a los populares es "seguro" porque "no está sujeto a ningún cambalache" y porque "no se pondrá al servicio de ninguna causa de la que se tengan que arrepentir". "Estamos para resolver los problemas de la gente, no para creárselos con insidias", sentenció. Aludiendo al eslogan de campaña, zanjó que 'España es la solución' para Catalunya y remató: "Ya está bien de hablar mal de España, hablemos bien y sintámonos orgullosos de lo que tenemos".

Dardo a Iceta

Albiol admitió que Catalunya "necesita un mejor modelo de financiación", aunque su prioridad sigue siendo "coser heridas". El líder popular se dirigió al primer secretario del PSC, Miquel Iceta, para reprocharle que dejara la puerta abierta a posibles indultos si los miembros del Govern cesado y los 'Jordis' son finalmente condenados. "Menos preocuparse de indultos y más preocuparse de los 470.000 catalanes parados", le lanzó, para criticarle después su "necesidad de estar constantemente agradando" a los independentistas.

"Deje de lado sus complejos y presente un proyecto que sirva para que a partir del 21 de diciembre las fuerzas constitucionalistas cerremos esta etapa", añadió, y le pidió también a Ciutadans, sin mencionarlos, que "abandonen lo políticamente correcto" para centrarse en "resolver los problemas de los catalanes". El candidato popular agradeció al presidente del Gobierno la convocatoria de elecciones y insistió en que su formación es "decisiva" para forjar futuros pactos entre los partidos del bloque constitucionalista.

El cumpleañero

El mitin coincidió con el 50º cumpleaños de Albiol y sus compañeros de partido le sorprendieron con un vídeo y una tarta al final del almuerzo. "Pocas personas tienen la ocasión de decir que han celebrado su 50 cumpleaños acompañados del presidente del Gobierno y de una ministra [Dolors Montserrat]", agradeció.

Rajoy volverá a Catalunya al menos en dos ocasiones más, los días 13 y 17, y la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría acudirá el lunes a un encuentro con empresarios en Barcelona y el martes participará en el acto de campaña en Tarragona.