LA PRUEBA DEL NUEVE DEL INDEPENDENTISMO. 5

¿Qué porcentaje de los impuestos retorna a Catalunya? ¿Quién los gestiona?

Contraste de la veracidad de los argumentos y promesas económicos de los independentistas

Oriol Junqueras, durante un acto en la Conselleria d’Economia antes de su cese y encarcelamiento.

Oriol Junqueras, durante un acto en la Conselleria d’Economia antes de su cese y encarcelamiento. / DANNY CAMINAL

4
Se lee en minutos
Joan Llorach

Esta serie de artículos diarios persiguen el objetivo de contrastar la veracidad de los argumentos y promesas económicos que las fuerzas independentistas esgrimen con más frecuencia en favor de sus aspiraciones políticas.

ORIOL JUNQUERAS, vicepresidente cesado:

A Catalunya retorna menos de la mitad del dinero que recauda


22/10/2012 / 8TV

"[En esta crisis, Catalunya estaría en una situación económica distinta porque] de entrada en Catalunya cada año desaparecen 16.000 millones de euros de nuestra economía, más de la mitad de impuestos que pagamos se van hacia el Estado español y no vuelven de ningún modo".

13/1/2016 / El Món a RAC-1

"El 95% de los impuestos que paga la sociedad catalana los cobra y los gestiona el Gobierno español. El señor Mas-Colell, como controla menos del 5% de los impuestos que pagan los catalanes, que es el sumatorio de todo lo que cobran ayuntamientos y Generalitat, no puede hacer frente al 100% de los gastos de la Generalitat de Catalunya".

Cálculo efectuado a partir de los datos de la contabilidad global de la Generalitat

A Catalunya retorna el 99,45% de lo que recauda


"De oficio, cada administración lleva su contabilidad y ninguna hace la foto de quién acaba gastando qué. Por ejemplo, el Estado aporta una parte de la financiación de los ayuntamientos que se vehicula a través de la Generalitat. Sin saber que esa partida la acaban gastando los ayuntamientos, podríamos cometer el error de contabilizarla por triplicado como gasto de las tres administraciones cuando lo correcto es asignarla solo a los ayuntamientos".

Por suerte, la "contabilidad global" de Andreu Mas-Colell que vimos en La prueba del nueve 2 sí lo tiene en cuenta y nos permite tener una buena foto del 2015. En ella se dice que:

- Catalunya pagó un total de 78.239 millones de euros,

- España tuvo un superávit de 2.405 millones (como dijo Mas-Colell) que se ajustó a 428 al ver el presupuesto liquidado (como dijo Carreras).

Así pues, retornaron 77.811 millones (78.239-428), el 99,45% de lo pagado.

Y del gasto público que recibieron los catalanes, dice que:

el 36,40% lo gestionó la Administración de la Seguridad Social, como responsable del sistema de pensiones y del subsidio de desempleo; se financia principalmente con las cotizaciones de nóminas y cuotas de los autónomos,

el 30,98% lo gestionó la Generalitat, como responsable de la sanidad, la educación, los servicios sociales, TV-3...; se financia principalmente con los impuestos compartidos que le tocan según la Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades Autonómas (LOFCA) y en menor medida, por los impuestos cedidos (donaciones y sucesiones, patrimonio, etc.),

el 12,06% lo gestionó el Estado, como responsable de la Agencia Tributaria, Defensa, las embajadas, etc; se financia principalmente con los impuestos compartidos que le tocan según la LOFCA,

el 11,06% lo gestionaron los ayuntamientos, como responsables de los servicios municipales; se financian principalmente con el IBI,

- y el 9,51% fue a pagar intereses de la deuda pública.

CONCLUSIÓN

La "contabilidad global" indica que la recaudación fiscal de Catalunya fue del 38% de su PIB. Oriol Junqueras habla con frecuencia de la calidad de los servicios públicos catalanes. Por ejemplo: "Hemos abierto el bloque quirúrgico del hospital de la Vall d'Hebron, que probablemente es el mejor de Europa y del mundo". O: "Hemos universalizado la sanidad y puesto la renta garantizada de ciudadanía que es la más avanzada, sin duda y de largo, de toda Europa".

Hacer todo ello con menos de la mitad de los impuestos sería la prueba de que es posible dar servicios europeos con la recaudación fiscal de Senegal (19,2%) o Nicaragua (17,8%). Catalunya sería la Meca ultraliberal.

Por su parte, Lluís Salvadó, secretari de Hacienda con Junqueras, dijo el 26/5/2017 en Catalunya Ràdio: "En el 2016, en Catalunya pagamos 74.000 millones de euros en impuestos y cotizaciones y como bien sabéis,14.000 no vuelven, ya que se quedan por el camino, porque aquí nos llegan 60.000".

Así pues, Salvadó dijo que el retorno fue del 81% de lo pagado y utilizó unas cifras incompatibles con la "contabilidad global" del 2015.

Esta indica que Catalunya recibió 77.811 en el 2015 y Salvadó dijo que fueron 60.000 en el 2016, lo que significaría una reducción presupuestaria del 23% mientras el crecimiento de la economía era "formidable" en palabras de Junqueras. Si fuera posible hacerlo, Catalunya sería el ejemplo puesto por Alemania para demostrar que la austeridad no es solamente viable sino incluso saludable.

Finalmente, hay que notar que para obtener el esfuerzo fiscal total hecho por Catalunya, a lo pagado en el 2015 (78.239) hay que sumar la parte del déficit del Estado que toca a Catalunya y que se pagará con impuestos futuros.

Noticias relacionadas

Sumándola, como vimos en La prueba del nueve 3, de media entre el 2006 y el 2014 (todos los datos hechos públicos por la Generalitat), Catalunya generó el 18,80% del PIB y pagó el 18,86% de los impuestos y representó el 15,99% de la población y recibió el 15,03% del total del gasto e inversiones públicos, una situación muy cercana a lo que Junqueras considera como lo justo.