Ir a contenido

CAMPAÑA ELECTORAL

Albiol reconoce que pidió más contundencia en la aplicación del 155

Ciutadans y el PSC exigieron la "inmediata" convocatoria de elecciones y el PPC acató para no tensionar futuros pactos

El candidato popular cierra la puerta a una reforma constitucional, más aún si es "para reventarla"

Júlia Regué

Alberto Núñez Feijóo, este martes, en el Centro Cultural Gallego de Barcelona, junto a García Albiol.

Alberto Núñez Feijóo, este martes, en el Centro Cultural Gallego de Barcelona, junto a García Albiol. / CARLOS MONTANYES

Para el candidato popular, Xavier García Albiol, las medidas aplicadas por el Gobierno para frenar el 'procés' no fueron suficientes. Rodeado de miembros de Empresaris de Catalunya, admitió que esperaba un 155 "más duro" y acusó a Ciudadanos y el PSC de frenarlo al exigir una convocatoria "inmediata" de elecciones. Para Albiol, se requería de más tiempo, de un año o año y medio, "para corregir desviaciones" en Catalunya, pero el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no quiso tensionar las relaciones con sus aliados constitucionalistas, previendo la necesidad de forjar alianzas en un futuro gobierno.

Y acatando aquello que le encomendó, Albiol tendió la mano a los naranjas y los socialistas para tejer un acuerdo "sin complejos ni regates". Consciente de la desventaja que tiene su partido en la carrera para ganar escaños, realzó al PPC como una "fuerza decisiva" para que alguna de estas formaciones consiga el timón de la Generalitat. Eso sí, pidió que se dejara a Catalunya En Comú Podem "fuera de cualquier espacio de decisión", porque un pacto con ellos podría "llevar del fuego del independentismo a las brasas del populismo".

Aviso a pensionistas

El candidato del PPC llamó a votar el 21-D para que los independentistas "no se salgan con la suya" y advirtió de que si estos vuelven a tener mayoría en el Parlament "los catalanes que se sienten españoles vivirán en un infierno" y "que se les forzará a marcharse de Catalunya". Avisó, especialmente, a los pensionistas que apoyan la independencia "para que tengan claro que están poniendo en juego su futuro y el de miles de personas".

Albiol también descartó iniciar ahora una reforma de la Constitución porque, con el clima político actual, "no le parece que sea lo más prudente". "Si alguien pretende reformarla para reventarla, pues no", remató. 

El presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, acompañó al candidato en un mitin en el que aseguró que la comunidad está "secuestrada por un conjunto de políticos intolerantes que detestan la Catalunya real" y tachó el 'procés' de "un gran negocio para los independentistas". También acusó al Govern cesado de "inventarse un falso exilio y una falsa represión". Y parafraseó a la CUP al afirmar que "para hacer una tortilla hay que romper los huevos" y que "hay políticos que nunca han hecho una tortilla".